18 agosto, 2014

Managua. EFE. Un armamento obsoleto y vigilar los nuevos espacios marítimos reconocidos por la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, que definió los límites en el Caribe con Colombia, provocó que las Fuerzas Armadas de Nicaragua busquen cómo renovar, sobre todo con apoyo de Rusia, sus medios navales y aéreos.

Después del 19 de noviembre de 2012, cuando la CIJ definió los límites marítimos de Nicaragua y Colombia, el alto mando militar nicaragüense ha visitado fábricas de armamento en Rusia para identificar con claridad cuál es el medio que les conviene , según manifestó esta semana el jefe del Ejército, el general Julio César Avilés.

Nicaragua consideró que necesita ocho nuevas patrulleras y que entre los astilleros visitados están los de Rusia, un antiguo aliado que durante el primer régimen sandinista (1979-1990) dotó de armamento soviético a las Fuerzas Armadas nicaragüenses.

Un soldado usó una ametralladora en una exposición en Managua. | EFE
Un soldado usó una ametralladora en una exposición en Managua. | EFE

Relaciones con Moscú. A propuesta de su presidente, Daniel Ortega, Nicaragua autorizó el ingreso de tropas y naves militares de Rusia para realizar operaciones contra el narcotráfico en conjunto en espacios marítimos en el Caribe.

También le autorizó a Rusia operaciones en contra de cargamentos ilícitos en aguas jurisdiccionales en el océano Pacífico.

En noviembre de 2012, el máximo tribunal de las Naciones Unidas definió los límites marítimos de Nicaragua y Colombia en el Caribe, dejando bajo soberanía colombiana siete cayos del archipiélago de San Andrés, cuyas islas mayores se le concedieron a Bogotá en 2007.

A Nicaragua le otorgó una franja marina en esa zona que Colombia calcula en al menos 75.000 kilómetros cuadrados y el país centroamericano en más de 90.000 kilómetros cuadrados.

“Desde el fallo de La Haya que nos amplió mares en el Caribe, es obligación nuestra hacer la vigilancia y hacer valer el imperio de la ley de Nicaragua para esos espacios”, argumentó Avilés.

Además, aseguró que en la actualidad vigilan esos mares con los medios existentes, pero “lo óptimo es contar con medios de mayor autonomía y capacidad” y por eso han hecho contacto con Rusia y otros países, que no identificó.

Etiquetado como: