10 septiembre, 2014

Managua. AFP. Nicaragua comenzó ayer a buscar rastros del supuesto meteorito que abrió un cráter de 12 metros en una zona despoblada de capital, con apoyo de expertos de la NASA , Alemania y Uruguay que ayudarán a despejar las dudas que rodean el evento.

Las pesquisas buscan determinar si la explosión que ocurrió la noche del sábado cerca de la base de la Fuerza Aérea, a pocos metros del aeropuerto internacional de Managua, fue causada en efecto por la caída de un meteorito.

La investigación es dirigida por una comisión de científicos que aseguran que las características del cráter indican que sí fue un meteorito y que su trabajo apunta en esa dirección mientras no surjan otras pistas que aclaren el suceso.

“Nuestra hipótesis sigue siendo que fue un meteorito. Si las informaciones no coinciden con esta hipótesis, vamos a buscar otra”, afirmó en rueda de prensa el director de geofísica del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) y miembro de la comisión, Wilfred Strauss, de origen alemán.

Indagación. Según Strauss, científicos del Servicio Geológico de Estados Unidos, de la NASA, del Instituto de Biociencia de Alemania y un astrónomo de Uruguay están ayudando a desarrollar investigaciones y a comparar datos mediante comunicaciones electrónicas.

El asesor de Ineter, José Milán, informó de que los geólogos extrajeron algunas rocas pequeñas de color café claro del lugar del impacto que serán enviadas al laboratorio de la Universidad Autónoma de México para verificar si tienen “materiales extraños”.

Esta foto muestra el cráter que dejó el impacto del supuesto meteorito caído la noche del sábado, en Managua (Nicaragua). | EFE
Esta foto muestra el cráter que dejó el impacto del supuesto meteorito caído la noche del sábado, en Managua (Nicaragua). | EFE

Los científicos nicaragüenses analizaban, además, la presencia de material magnetizado en la zona del cráter, cuyo acceso ha sido restringido por el Ejército.

El campo magnético que producen los meteoritos en su núcleo ofrece pistas para determinar la existencia de un objeto “que no es natural de la Tierra”, explicó.

Con este análisis, se puede “predecir el tamaño del objeto” y determinar de qué está compuesto, subrayó la astrofísica Carla Ubieta.

Asteroid Watch , un observatorio espacial vinculado a la NASA, señaló el lunes en su página web que “la falta de informes de bolas de fuego de la zona poblada que rodea” el lugar del impacto hace sugerir “alguna otra causa”.

Etiquetado como: