15 julio, 2015

AFP

El Estado de Misuri ejecutó a un condenado el martes, en la primera ejecución desde que la Suprema Corte estadounidense diera luz verde al uso de un controvertido sedante en inyección letal.

A las 7:41 p. m. hora local (6:41 p.m. hora de Costa Rica), David Zink fue declarado muerto por inyección letal en Bonne Terre, Misuri, anunció el portavoz de la prisión, Mike O'Connell.

Zink, de 55 años, había sido sentenciado a muerte por la violación y muerte de una joven secuestrada luego de un accidente automovilístico en julio de 2001.

Se trata de la primera ejecución desde que la Suprema Corte de Justicia estadounidense aprobara -por 5 votos contra 4- en junio el uso de un controvertido sedante (medazolam) en inyecciones letales, ante la escasez de otra droga usada para tal fin.