Sobreviviente de la epidemia donó sangre a su colega

 11 septiembre, 2014

Nebraska.

El médico y misionero estadounidense Rick Sacra, que padece ébola y está internado en una unidad aislada de un hospital de Nebraska (EE. UU.), continúa mejorando conforme pasan los días, informó hoy el centro médico.

Dicho mejoramiento obedece a que un colega sobreviviente de ébola le donó sangre. El doctor Rick Sacra recibió transfusiones de sangre del doctor Kent Brantly poco después de llegar al Centro Médico de Nebraska el viernes pasado, dijo el doctor Phil Smith este jueves.

Sacra, de 51 años, ha estado recibiendo además un medicamento experimental y otros tratamientos.

Sacra es amigo cercano de Brantly, de 33 años y uno de los primeros estadounidenses tratados por ébola en Atlanta el mes pasado. Ambos comparten el trabajo misionero.

"Significó realmente mucho para nosotros que él estuviera dispuesto a hacer esa donación tan rápidamente después de su propia recuperación", expresó Debbie, esposa de Sacra.

Se cree que las transfusiones ayudan a un paciente a combatir el virus de ébola porque la sangre del sobreviviente a la enfermedad contiene anticuerpos específicos.

Más de 2.200 personas han muerto en el occidente de África durante la actual epidemia de ébola, aunque no se ha sido confirmado que ese virus haya sido la causa de todos esos fallecimientos.

Debbie Sacca, esposa del paciente Richard Sacca, dijo durante una conferencia de prensa que espera que la enfermedad de su esposo y la experiencia de otros asistentes sanitarios pueda traducirse en nuevos tratamientos para el ébola.
Debbie Sacca, esposa del paciente Richard Sacca, dijo durante una conferencia de prensa que espera que la enfermedad de su esposo y la experiencia de otros asistentes sanitarios pueda traducirse en nuevos tratamientos para el ébola.

Debbie Sacra manifestó que espera que la enfermedad de su esposo y la experiencia de otros asistentes sanitarios pueda traducirse en nuevos tratamientos para el ébola en el occidente africano antes de que se extienda la epidemia.

El doctor Rick Sacra, quien estuvo trabajando en un hospital en Liberia con el grupo caritativo SIM, con sede en Carolina del Norte, recibió además un fármaco experimental que los médicos se negaron a identificar. Ha recibido también terapia intravenosa.

El doctor Smith comentó que los médicos quisieron dar un tratamiento agresivo a Sacra para proporcionarle la menor oportunidad de recuperación, pero señaló que es difícil de determinar qué lo está ayudando a mejorar.

"Administramos todo a lo que tuvimos acceso", agregó el doctor Smith.

Los médicos que están tratando a Sacra están conversando con doctores del Hospital de la Universidad Emory que trataron a dos pacientes previos con ébola y que están tratando actualmente a otro.

Ellos esperan desarrollar nuevos planes de tratamiento con base en sus experiencias.

Funcionarios anunciaron hoy que la fundación del cofundador de Microsoft Corp., Paul Allen, está donando $9 millones para ayudar al gobierno de Estados Unidos a combatir la enfermedad en el occidente de África.