5 enero, 2014

Nueva York. AFP. La ola de frío reinante generó problemas técnicos en aviones y provocó retrasos y cancelaciones de vuelos desde el aeropuerto JFK de Nueva York el viernes por la noche, lo que dejó a pasajeros a la espera durante horas sin poder despegar.

Nieve acumulada en el sector de Queens, Nueva York. | AP.
Nieve acumulada en el sector de Queens, Nueva York. | AP.

El viernes, debido a la tormenta de invierno que afectó el noreste de Estados Unidos, hubo 369 vuelos cancelados con salida desde el aeropuerto JFK, sobre un total de 3.163 programados para todo el país, según el sitio especializado Flightaware .

El sábado se registraban 867 cancelaciones en todo Estados Unidos, de las cuales 94 eran en el JFK. Además, otros 7.683 vuelos sufrieron retrasos el viernes y más de 2.200 ayer.

Como consecuencia de la fuerte nevada del jueves por la noche, el aeropuerto JFK estuvo cerrado durante cuatro horas el viernes por la mañana y luego reabrió en forma parcial.

A pesar de que la tormenta se alejó de Nueva York poco antes del mediodía, las bajas temperaturas, que llegaron por la noche a -15 grados centígrados y con una sensación térmica aún menor por el efecto del viento, continuaron afectando el tráfico aéreo.

La empresa estadounidense Delta, que opera desde el JFK, había indicado que las “condiciones de pista ralentizaban las operaciones” de la aerolínea.

Como consecuencia de este caos, muchos viajeros pasaron la noche esperando en la terminal 4 de Delta en el JFK. La compañía no respondió de inmediato sobre estos problemas.