31 agosto, 2013

Managua. ACAN-EFE Un proyecto de reforma a una ley que castiga la violencia de género, que ha causado controversia en Nicaragua, fue enviado ayer a una comisión legislativa que dictaminará sobre su viabilidad previo a la discusión en el plenario, según fuentes legislativas.

Marcha en Managua en el Día Internacional de la No Violencia Contra la Mujer, en noviembre. | ARCHIVO.
Marcha en Managua en el Día Internacional de la No Violencia Contra la Mujer, en noviembre. | ARCHIVO.

El proyecto, una iniciativa de reforma enviada por la Corte Suprema de Justicia de Nicaragua, con carácter urgente, fue remitido por el titular del Congreso, el sandinista René Núñez, a la Comisión de Justicia de la Asamblea Nacional.

La semana pasada, la Corte Suprema de Justicia rechazó varios recursos por inconstitucionalidad sobre la Ley Integral contra la Violencia hacia las Mujeres, que entró en vigor en junio del 2012.

No obstante, ese poder del Estado mandó a reformar el artículo referido a la mediación, que está prohibida en la legislación actual, lo cual ha sido criticada por organizaciones feministas porque admitiría la liberación del atacante.

El Movimiento de Mujeres María Elena Cuadra convocó ayer a una marcha contra esa propuesta de reforma para el 10 de setiembre próximo, bajo el argumento de que la mediación dejaría a las mujeres sin defensa ante sus agresores.

Esa ley sanciona el maltrato hacia las mujeres y tipifica el “femicidio” como el delito que comete el hombre que dé muerte, en privado o en público a una mujer, como resultado extremo de la violencia.

Además, tipifica el maltrato habitual como delito autónomo y establece la improcedencia de la mediación en casos de violencia, aunque la mujer perdone al hombre.

La secretaria de la Junta Directiva de la Asamblea Nacional, Alba Palacios, dijo que la iniciativa de reforma será consultada con sectores sociales e institucionales involucrados en el tema.

En lo que va de año, 60 mujeres han sido asesinadas, según el Movimiento Autónomo de Mujeres.