Líder opositor fue detenido hace un mes por fuerzas de Nicolás Maduro

 18 marzo, 2014
El dirigente opositor Leopoldo López es escoltado por agentes de la Guardia Nacional tras entregarse este martes en Caracas.
El dirigente opositor Leopoldo López es escoltado por agentes de la Guardia Nacional tras entregarse este martes en Caracas.

Caracas

El dirigente opositor venezolano Leopoldo López, detenido desde hace un mes y acusado de instigar a la violencia en las protestas, llamó este martes a "mantener la presión" contra el presidente Nicolás Maduro mientras las manifestaciones bajan en intensidad tras un despliegue militar en el este Caracas.

"Mi más profunda admiración al pueblo venezolano por su lucha pacífica en las calles. Le hago un llamado al país para que mantenga la presión", afirma la misiva escrita por López y leída por el alcalde opositor de la ciudad de San Cristóbal, Daniel Ceballos, en la que convoca a nuevas movilizaciones para el próximo sábado en todo el país.

El mensaje fue leído durante un mitin convocado por Voluntad Popular, el partido de López, para exigir su liberación y al que asistieron unos 300 simpatizantes y dirigentes opositores.

Las manifestaciones opositoras han ido a la baja en los últimos días. El despliegue de tropas del lunes pasado en el distrito caraqueño de Chacao se mantenía, pero de forma más discreta.

El mitin por la liberación de líder opositor, economista egresado de Harvard y que fue alcalde de Chacao entre 2000 y 2008, se realizó en las cercanías de la cárcel militar de Ramo Verde (a 30 kilómetros de Caracas), donde López permanece recluido tras entregarse hace un mes a la justicia en un acto de masas en una plaza del este de la capital.

El dirigente de Voluntad Popular se sumó a las protestas que estudiantes opositores venían realizando contra la inseguridad, la inflación y el desabastecimiento desde principios de febrero en el estado de Táchira (oeste, fronterizo con Colombia), y el 12 de ese mes convocó una marcha en Caracas que terminó con tres muertos y actos de violencia callejera.

En un principio fue acusado de varios cargos, entre ellos homicidio y terrorismo, pero tras ser detenido la Fiscalía redujo la lista de delitos a incendio intencional, instigación pública, daños a la propiedad pública y asociación para delinquir.

López espera, desde una pequeña celda, que la justicia determine si hay elementos para juzgarlo, lo que podría prolongarse durante 15 días más.

Conocido por su ambición y su carácter confrontador, López es uno de los impulsores de "La Salida", la táctica de realizar protestas callejeras para forzar por la vía constitucional el fin del gobierno de Maduro, algo que fue calificado por el mandatario como un "golpe de estado en desarrollo".

La estrategia de López, a la que se sumaron otros dirigentes del ala radical opositora, generó reticencias en la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), entre ellos su líder y excandidato presidencial Henrique Capriles, que advirtió que "las condiciones no están dadas" para la caída de Maduro.

Las calles del municipio de Chacao -epicentro de las protestas en Caracas- seguían este martes tomadas por tropas de distintos cuerpos, pero en menor número y con una vigilancia más discreta.

El despliegue de seguridad respondió a una orden de Maduro para tratar de apagar los últimos focos de disturbios, tras un mes y medio de protestas que han dejado 29 muertos, cerca de 400 heridos y 41 investigaciones por violación de derechos humanos por parte de cuerpos policiales.