15 marzo
El secretario de Estado, de Estados Unidos, Rex Tillerson, al llegar al aeropuerto internacional Haneda, en Tokio, su primera parada de una gira por Asia.
El secretario de Estado, de Estados Unidos, Rex Tillerson, al llegar al aeropuerto internacional Haneda, en Tokio, su primera parada de una gira por Asia.

Washington

El Departamento de Estado estadounidense informó este miércoles que está poniendo a prueba nuevos métodos para garantizar la cobertura mediática de su secretario Rex Tillerson, coincidiendo con su viaje a Asia sin prensa acreditada, contrariamente a lo que se lleva haciendo desde hace 50 años.

Desde su toma de posesión el 2 de febrero al frente de la diplomacia, Tillerson –ex director general de ExxonMobil– ha mantenido un perfil bajo con solo tres apariciones públicas.

Tampoco ha protagonizado ruedas de prensa ni responde a las preguntas de los periodistas durante los encuentros con sus homólogos extranjeros ante las cámaras.

Tillerson provocó una ola de indignación entre los corresponsales diplomáticos estadounidenses y extranjeros cuando el martes inició su viaje a Asia llevando en su avión únicamente a la reportera de la Independent Journal Review, una publicación considerada de línea conservadora.

La periodista no es miembro del grupo de grandes medios estadounidenses e internacionales –entre ellos la Agencia France-Presse– acreditados en el Departamento de Estado.

Este grupo, formado por unos 15 reporteros, viaja a bordo del Boeing puesto a disposición por el secretario de Estado. Cada medio paga los gastos para desplazarse en el avión gubernamental.

El portavoz de la diplomacia dio pocas explicaciones sobre la decisión de que Tillerson visite Japón, Corea del Sur y China entre el 15 y el 19 de marzo acompañado únicamente por una periodista.

"Es la oportunidad, o la ocasión, al inicio de cada gobierno nuevo de explorar nuevas formas sobre cómo cubrimos o cómo gestionamos la cobertura del secretario", explicó Mark Toner.

"Se decidió llevar a un periodista que no suele viajar con el secretario, como parte del esfuerzo por incluir una mayor representación de la prensa estadounidense", precisó.

Toner reiteró que la prensa acreditada no está siendo excluída y que la veintena de reporteros que han viajado por su cuenta a Tokio, Seúl y Pekín tendrá todo el acceso necesario a Tillerson.

El portavoz no confirmó si este nuevo método volverá a ser puesto en práctica o si los reporteros acreditados acompañarán al secretario la próxima vez que vaya al extranjero, tal y como ocurre desde finales de la década de 1960 para garantizar la "transparencia" y hacer llegar "información al público".

Esta práctica fue principalmente eficaz con Colin Powell (2001-2005), Condoleezza Rice (2005-2009), Hillary Clinton (2009-2013) y John Kerry (2013-2017).

La Asociación de Corresponsales del Departamento de Estado dijo sentirse "decepcionada".