Parlamento turco discutirá si país puede formar parte de la alianza contra el EI

 2 octubre, 2014

Mursitpinar. AFP. Las fuerzas kurdas defendían “ferozmente” ayer, con apoyo aéreo de la coalición , la estratégica ciudad siria de Ain al-Arab frente a los combatientes del grupo Estado Islámico (EI) cuya eliminación no será “ni fácil ni rápida”, advirtió Estados Unidos.

“Aunque inferiores en número y armas, los combatientes kurdos rehusan batirse en retirada (de Ain al- Arab) y defienden fieramente la localidad ante los yihadistas del EI, en el norte del país”, afirmó el director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), Rami Abdel Rahman.

Por otra parte, la guerra civil siria cobró el martes la vida de 41 niños y siete adultos, víctimas de un doble atentado perpetrado por un suicida ante su escuela, en la ciudad Homs (centro), controlada por el régimen de Bashar al-Asad.

El doble atentado, que por su brutalidad recuerda los ataques yihadistas, fue protagonizado por un suicida que primero hizo estallar un artefacto ante la escuela y luego otro que llevaba encima, en medio de escenas de pánico.

Al menos 18 personas (nueve kurdos y nueve yihadistas) murieron en los intensos combates de Ain al-Arab, situada cerca de la frontera turca, según el OSDH.

Los ultrarradicales sunitas se hallaban a dos o tres kilómetros de esta ciudad (Kobane en kurdo), indica el OSDH, que dispone de una red de fuentes en Siria.

Las ambulancias transportaron a combatientes heridos a Turquía en medio de un intenso fuego de mortero, informó un corresponsal de la AFP en la parte turca.

Un soldado kurdo rezaba ayer en Mamudiya, Irak, donde milicianos atacaron a miembros del Estado Islámico. | AP
Un soldado kurdo rezaba ayer en Mamudiya, Irak, donde milicianos atacaron a miembros del Estado Islámico. | AP

Movilización. Ankara reforzó el lunes su dispositivo militar cerca del puesto fronterizo de Mursitpinar, tras la caída de tres obuses provenientes de la zona de combates.

Los defensores kurdos de Ain al- Arab recibieron apoyo de aviones de la coalición internacional liderada por Estados Unidos, que realizó tres ataques entre el martes y el miércoles, informó el Pentágono.

Los ataques destrozaron un vehículo armado, una pieza de artillería y un tanque. Al menos ocho yihadistas murieron, dijo el OSDH.

Turquía se mostraba hasta ahora reticente a participar en una intervención militar contra el Estado Islámico, pero el gobierno islamista conservador presentó un proyecto de mandato que autoriza la intervención de su Ejército en Irak y Siria junto con la coalición.

Si el Parlamento (que debatirá a partir de hoy el asunto) lo autoriza, Turquía se sumará a la coalición liderada por Estados Unidos, y en la que participan, con diversos grados de implicación, medio centenar de países.

No obstante, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, pidió a la coalición que haga algo más que largar “toneladas de bombas” contra los yihadistas y piense sobre todo en una solución “duradera”.

En Irak, los kurdos atacaban en tres frentes simultáneos, en la ciudad de Rabia, cerca de la frontera con Siria, al norte de Mosul, controlada por los yihadistas, y al sur del centro petrolero de Kirkuk, informaron varios comandantes.

En Rabia 12 yihadistas se pertrecharon en una clínica y estaban rodeados, informaron líderes militares kurdos.

Al menos 1.119 iraquíes murieron de forma violenta en todo el país en setiembre, según un balance provisional publicado ayer por las Naciones Unidas.

Etiquetado como: