9 mayo
Manuel Antonio Noriega, exdictador de Panamá, en una foto de archivo del 2011.
Manuel Antonio Noriega, exdictador de Panamá, en una foto de archivo del 2011.

Panamá

La Justicia panameña extendió este martes por un año la prisión domiciliaria al exdictador Manuel Antonio Noriega , quien se recupera de una operación de un tumor cerebral realizada en marzo, informó el Órgano Judicial.

La decisión la adoptó la jueza de cumplimiento Katherine Pitti, en una audiencia celebrada en la provincia de Chiriquí (suroeste del país).

Pitti determinó "mantener la prisión domiciliaria hospitalaria de forma temporal por un año" a Noriega, según un comunicado.

Noriega, de 83 años, fue operado el 7 de marzo en dos ocasiones por un tumor cerebral benigno en un hospital público de la capital panameña, donde permanece desde entonces.

Tras su operación, el exhombre fuerte de Panamá (1983-1989) estuvo en coma inducido, aunque no se han revelado detalles de su actual estado de salud.

Noriega fue excarcelado temporalmente de la prisión El Renacer, a orillas del Canal de Panamá, donde cumple tres condenas de 20 años cada una por la desaparición y muerte de opositores durante su régimen.

Pitti ordenó enviar a la Fiscalía una nota para el inicio de investigaciones por la filtración de unas fotos en las cuales Noriega aparecía intubado tras su operación, por "violar el derecho a la intimidad".

Además, el Hopsital Santo Tomás, donde se encuentra internado, deberá enviar un informe mensual para detallar la evolución de salud del internado.

Noriega fue derrocado tras una invasión militar estadounidense en 1989. Desde entonces ha estado preso en Estados Unidos y Francia por narcotráfico y blanqueo de capitales.

En el 2011, Francia lo extraditó a Panamá, donde sus familiares han solicitado sin éxito que se le conceda el arresto domiciliario definitivo por varios derrames cerebrales, complicaciones pulmonares, cáncer de próstata y depresión.