Martinelli actualmente es diputado del Parlamento Centroamericano (Parlacen)

 28 enero, 2015

Panamá

La Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Panamá decidió este miércoles abrir un proceso para investigar al expresidente del país Ricardo Martinelli (2009-2014) por supuesta corrupción, informó una fuente oficial.

El pleno del Supremo, de 9 magistrados, aprobó de forma unánime "admitir el conocimiento de la causa penal" contra Martinelli "por los supuestos delitos contra la administración pública", indicó la Corte en un comunicado.

Ricardo Martinelli fue presidente de Panamá desde el 2009 hasta el 2014.
Ricardo Martinelli fue presidente de Panamá desde el 2009 hasta el 2014.

El máximo tribunal panameño designó a los magistrados del Supremo Oydén Ortega, para que actúe como fiscal de la presente causa penal, y a Jerónimo Mejía, para que actúe como juez de garantías de la misma, indicó la misiva oficial.

También se le solicita a los magistrados del Tribunal Electoral el levantamiento del fuero penal electoral del presidente del partido Cambio Democrático, Ricardo Martinelli.

Para que la Corte pueda efectivamente iniciar la investigación contra Martinelli, éste debe ser despojado de la protección judicial de la que goza por ser líder del partido CD, según sostienen varios legisladores y abogados panameños.

Martinelli es además diputado del Parlamento Centroamericano (Parlacen) y sus abogado afirmaron este miércoles que por ello goza de "todas las inmunidades y todos los privilegios de los agentes diplomáticos".

La misiva de la Corte Suprema señala que Martinelli en la actualidad es diputado del Parlamento Centroamericano, pero no se refiere a que por ello goza de alguna inmunidad ni que pedirá al foro regional que la levante.

La Corte Suprema panameña quiere investigar al ex jefe del Estado por el caso de la compra con supuestos sobrecostos de comida deshidratada.

El exgobernante panameño fue señalado por el exdirector del gubernamental Programa Nacional de Ayuda (PAN) Giacomo Tamburrelli como supuesto responsable de la firma de un contrato de 45 millones de dólares para la compra de esa comida.

El magistrado Ortega recibió en enero pasado de manos de la Fiscalía Segunda Anticorrupción el expediente del caso de la comida deshidratada y las declaraciones dadas por Tamburrelli, acusado de peculado y corrupción y con orden de casa por cárcel.

Tamburelli aseguró en declaraciones a la cadena local TVN en diciembre pasado que todas las órdenes y trámites de lo que se debía comprar a través del PAN las impartía Martinelli a través de su secretario privado Adolfo De Obarrio y, resaltó,"había que seguir las instrucciones".