Más de 40 países han dado su aceptación para participar de diferentes formas en esa alianza

 8 septiembre, 2014

Washington.

El secretario de Estado, John Kerry, ante una prueba muy difícil. | AP
El secretario de Estado, John Kerry, ante una prueba muy difícil. | AP

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, prometió este lunes construir una coalición internacional duradera y amplia para combatir al Estado Islámico (EI), subrayando que cada nación tiene un papel que cumplir para eliminar a los yihadistas que aterrorizan Irak y Siria.

Hablando con periodistas horas antes de marchar para una misión que avance en la conformación de una coalición internacional contra el EI, Kerry se comprometió a construir "la más amplia coalición posible de socios alrededor del mundo para confrontar, degradar y por último combatir al EI"

Más de 40 países han dado su aceptación para participar de diferentes formas en esa coalición. "Casi todos los países tienen un papel que jugar para acabar con la amenaza del EI y el mal que representa", subrayó Kerry.

Algunos países aportarán asistencia militar, directa o entrenando, armando, equipando y asesorando.

Otros contribuirían con ayuda humanitaria para civiles atrapados en los puntos de mira del EI, ayudando a obstruir su financiación, deteniendo el flujo de combatientes extranjeros a los campos de batalla en Irak y Siria, así como contraatacando la propaganda del EI.

Entre los países que han declarado su apoyo a la coalición están Australia, Canadá y Gran Bretaña, así como Francia y Emiratos Árabes Unidos.

Según funcionarios estadounidenses, naciones como Albania, Estonia, Dinamarca, Finlandia y Japón han prometido ayuda financiera para asistencia humanitaria para ayudar a los civiles atrapados.

Kerry advirtió que la lucha contra el EI podría no ser rápida e incluso que la próxima administración de la Casa Blanca tendría que completarla, a partir de 2017. Por ello, la coalición contra el EI está destinada a durar "meses e incluso años".

El jefe de la diplomacia estadounidense viajará primero a Ammán y luego a Jeddah, en Arabia Saudita, pero probablemente se sumen otras paradas al viaje.

Por otra parte, felicitó al "nuevo" gobierno de unidad de Irak propuesto por el primer ministro Haidar al Abadi, al que calificó como "hito importante" para un país devastado por la guerra.

"Ahora es tiempo de que los líderes de Irak gobiernen su nación con la misma visión y rumbo que ayudaron a traer este nuevo gobierno", señaló Kerry.

El nuevo Ejecutivo tiene "el potencial de unir a todas las comunidades diversas de Irak", dijo haciendo alusión a las divisiones sectarias que plagaron el país durante años.

El presidente Barack Obama también habló con Abadi para felicitarlo por la formación del gobierno, incluso cuando faltan por designar los ministerios clave de Defensa e Interior.

Obama envía a Kerry en la víspera de un discurso el miércoles en el que explique su "plan de acción" contra los combatientes del EI, que ejecutaron a dos periodistas estadounidenses y publicaron impactantes vídeos con sus muertes.

Sin embargo, el presidente estadounidense subrayó que no regresarán soldados estadounidenses al terreno, después de que las últimas tropas del país abandonaran Irak en 2011.

Tras semanas de inacción, Obama autorizó ataques aéreos a comienzos de agosto en el norte de Irak.

Los 22 miembros de la Liga Árabe acordaron en una reunión en El Cairo tomar las "medidas necesarias" para hacer frente a los yihadistas.

La construcción de la coalición internacional continuará en reuniones paralelas de la Asamblea General de Naciones Unidas, que tendrá lugar a finales de septiembre en Nueva York, cuando Obama presida una reunión del Consejo de Seguridad sobre la amenaza de grupos yihadistas extranjeros.