El precandidato republicano opina que es una decisión que deberían tomar los estados

 26 junio, 2015
Jeb Bush
Jeb Bush

Miami

El exgobernador republicano de Florida Jeb Bush expresó su descontento por el fallo de la Corte Suprema de Estados Unidos a favor de la legalización el matrimonio gay en todo el país, una opción que, en opinión del precandidato a la Casa Blanca, debería quedar en manos de los estados.

Bush se mostró en un comunicado partidario del "matrimonio tradicional" y criticó que el Supremo no permitiera que fuesen los diferentes estados del país los que "tomaran esta decisión".

"Guiado por mi fe, creo en el matrimonio tradicional (...) También creo que debemos amar a nuestro prójimo y respetar a los demás" , apuntó el hijo y hermano de expresidentes de EE. UU.

El Supremo estadounidense dictaminó a favor de la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo, por lo que esta unión se convierte a partir de ahora en un derecho constitucional en el país.

El breve comunicado del exgobernador de Florida (1999-2007) destaca que "ahora es crucial que como país protejamos la libertad religiosa y el derecho de conciencia".