12 enero

Washington (EE.UU.)

El director de inteligencia de Estados Unidos, James Clapper, negó que los servicios bajo su mando filtraran a la prensa un explosivo informe sobre el presidente electo Donald Trump.

En un 'tuit', Trump escribió este jueves que "James Clapper me llamó ayer para denunciar el falso y ficticio informe que está circulando ilegalmente. Hechos falsos, inventados. ¡Qué lástima!"

Los jefes de inteligencia presentaron la semana pasada a Trump, así como al presidente saliente Barack Obama, un resumen de dos páginas de las potencialmente embarazosas afirmaciones que involucran a Rusia, según la cadena CNN, el diario The New York Times y otros medios estadounidenses.

Clapper indicó que habló con Trump el miércoles sobre las afirmaciones no verificadas de que sus asistentes se coludieron con el Kremlin para ganar las elecciones estadounidenses, y que Rusia tenía información comprometedora sobre Trump.

"Tuve la oportunidad de hablar con el presidente electo Donald Trump para discutir los recientes informes de los medios sobre nuestra reunión informativa del viernes pasado", dijo Clapper en un comunicado.

"Le expresé mi profunda consternación por la filtración que ha estado apareciendo en la prensa, y ambos concordamos que ellas eran extremadamente corrosivas y dañinas para nuestra seguridad nacional", agregó.

James Clapper, director de inteligencia nacional, duda de que la filtración hubiese sido obra de la comunidad de inteligencia estadounidense.
James Clapper, director de inteligencia nacional, duda de que la filtración hubiese sido obra de la comunidad de inteligencia estadounidense.

Furioso, Trump rechazó el miércoles por "mentiroso" el dossier sobre sus relaciones con Rusia y con detalles personales salaces de un viaje a Moscú, que pueden poner en jaque su presidencia, y criticó a la comunidad de inteligencia y a los medios estadounidenses.

Clapper le manifestó a Trump que dudaba que la filtración hubiese sido obra de la comunidad de inteligencia estadounidense.

"Hice hincapié en que este documento no es un producto de la comunidad de inteligencia de EE.UU. y que no creía que la filtración proviniera de la CI" (comunidad de inteligencia), indicó Clapper.

"La CI no ha hecho ninguna valoración de que la información en ese documento sea confiable y no nos basamos en él para nuestras conclusiones", agregó.

Trump acusó el miércoles a las agencias de inteligencia de Estados Unidos de haber filtrado a la prensa el expediente completo de 35 páginas, que ha circulado en Washington durante semanas.

Las divergencias entre Trump y los servicios de inteligencia estallaron después que esas entidades elaboraron un informe afirmando que Rusia había interferido en las elecciones de noviembre para beneficiar al empresario.

En respuesta a los cuestionamientos de Trump a la calidad del trabajo y la lealtad de las agencias, el vocero de la Casa Blanca, Josh Earnest, elogió a los responsables de inteligencia estadounidenses y los presentó como patriotas.

De acuerdo con varias de las agencias de inteligencia, Rusia pirateó y divulgó correos electrónicos de la adversaria de Trump en las elecciones, Hillary Clinton, con el objetivo de perjudicar su campaña.

Pero esas diferencias se tornaron aún peores después que el martes circularon documentos de inteligencia de autoría no confirmada que sostienen que Rusia tendría pruebas de comportamiento cuestionable de Trump en Moscú, posiblemente con la idea de chantajearlo.

"Son todas noticias falsas. Nunca sucedió", afirmó Donald Trump.

En una conferencia de prensa este miércoles, Trump aseguró que esos documentos contienen informaciones "falsas", pero claramente acusó a las agencias estadounidenses de inteligencia de filtrarlos a la prensa.

"Creo que es muy triste cuando informes de inteligencia se filtran a la prensa. Creo que es muy triste. Primero que nada, es ilegal", afirmó Trump en su primera conferencia de prensa como presidente electo, e insistió en que solo las agencias pueden haber filtrado esos informes.

"Creo que es escandaloso que se permita que esta información se filtre", sostuvo. "Son todas noticias falsas. Son cosas mentirosas. Nunca sucedió", dijo Trump. "Un grupo de opositores se juntó, gente enferma, y produjeron esa basura", denunció.

Trump también negó que la inteligencia rusa tuviera comprometedora información sobre él.

"Rusia nunca ha tratado de tener influencias sobre mí. ¡NO TENGO NADA CON RUSIA - NINGÚN ACUERDO, NINGÚN CRÉDITO, NADA DE NADA!", escribió Trump en Twitter poco antes de su conferencia de prensa.

Etiquetado como: