Autoridades desconocen qué causó el incendio

 5 febrero, 2014

Nuevo Mexico

Las autoridades de Nuevo Mexico, Estados Unidos, reportaron un incendio en un depósito de materiales radioactivos sin que se conozca de víctimas a causa del incidente.
Las autoridades de Nuevo Mexico, Estados Unidos, reportaron un incendio en un depósito de materiales radioactivos sin que se conozca de víctimas a causa del incidente.

El incendio de un camión obligó el miércoles a evacuar empleados de una instalación federal en el sureste de Nuevo México donde el gobierno almacena desperdicios nucleares de bajo grado, como ropa y herramientas contaminadas con plutonio.

Seis personas fueron atendidas por inhalación de humo y dadas de alta más tarde, después de que un camión que transportaba sal se incendió en la planta piloto de aislamiento de desechos, ubicada cerca de Carlsbad.

Todos los empleados fueron evacuados de la instalación subterránea tras estallar el incendio a las 11 a. m., empero, los desechos radiactivos no fueron afectados, dijeron funcionarios de la planta.

Las autoridades dijeron que no sabían aún qué causó el incendio.

La planta es el único depósito subterráneo profundo de desechos nucleares. Recibe desperdicios contaminados con plutonio del Laboratorio Nacional de Los Alamos, además de proyectos de defensa, y los entierra en habitaciones creadas en lechos de sal subterráneos.

En una conferencia de prensa ofrecida por la tarde, funcionarios dijeron que el incendio ocurrió en un camión en la mina norte de la instalación.

Los desechos nucleares son almacenados en la mina sur, dijeron funcionarios.

Extintores de incendios y equipos de rescate fueron activados inmediatamente, y todas las operaciones de manejo de desechos fueron suspendidas, dijeron funcionarios.

Una portavoz que contestó una línea de emergencia el miércoles por la noche dijo que no estaba claro si el incendio seguía ardiendo ni cuándo pudiera reabrirse el sitio.

La vocera, Sonna Herrick, dijo que las mediciones de monóxido de carbono indicaban que las llamas se habían apagado, pero que los equipos no podían confirmarlo ni investigar la causa del siniestro hasta que recibiesen permiso para ir bajo tierra.

Cualquier entrada tiene que ser aprobada por la Administración Federal de Seguridad de Minas, indicaron los voceros del depósito.

La instalación recibe de 17 a 19 embarques semanales de diversos sitios en todo el país, incluyendo instalaciones en Idaho, Illinois y Carolina del Sur.