Petición fue avalada por la Sala de lo Constitucional y luego ratificada por la Corte Suprema en abril del 2015.

 27 febrero
El presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, pronunció este lunes un discurso durante la presentación de un libro en Tegucigalpa.
El presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, pronunció este lunes un discurso durante la presentación de un libro en Tegucigalpa.

Tegucigalpa

La Iglesia Católica de Honduras criticó este lunes la decisión de la Justicia de permitir la reelección presidencial de cara a los comicios de noviembre, prohibida por la Constitución, sin un proceso claro y sin consultar a la ciudadanía.

La Carta Magna, vigente desde 1982, impide que los presidentes opten a dos mandatos consecutivos, pero diputados allegados al mandatario Juan Orlando Hernández presentaron un recurso en contra.

La petición fue avalada por la Sala de lo Constitucional y luego ratificada por la Corte Suprema en abril del 2015, que declaró la prohibición inconstitucional.

De esta forma, Hernández podrá participar en las elecciones primarias del 12 de marzo, en las que se escogerán a los candidatos de las presidenciales del 26 de noviembre.

"Lamentamos que, en un tema de tanta importancia, la actuación de algunos poderes del Estado no haya tenido la claridad jurídica necesaria", afirmaron los obispos en un mensaje pastoral en alusión.

Los prelados lamentaron "que una parte de la ciudadanía crea que no se le ha dado la posibilidad de ejercer su derecho a participar por medio de los mecanismos democráticos que la misma Constitución permite".

Protesta

Partidos de oposición presentaron una serie de recursos contra la decisión de la Corte Suprema, pero fueron denegados.

"Lamentamos que, según la percepción de muchos, no haya habido suficiente voluntad política de quienes nos gobiernan para dar a conocer en su momento la reglamentación de la reelección presidencial, dejando muchas preguntas sin responder", manifestaron los obispos en su declaración.

La decisión de a quién elegir "debe ser totalmente libre", afirmaron.

"No cabe aceptar coacción de ningún tipo: ni de ideas, ni de propaganda vacía y engañosa, ni de compra y venta de votos, o presiones de cualquier naturaleza", expresaron los religiosos.

Hernández, del Partido Nacional (PN) termina su mandato de cuatro años el 27 de enero del 2018.

Tras el respaldo de la justicia, lanzó su campaña para las primarias de mediados de marzo, en las que se enfrentará a los aspirantes de otras cuatro formaciones.