Deja una estela de daños aún sin cuantificar, inundaciones y al menos tres personas fallecidas; Donald Trump declara situación de catástrofe

 10 septiembre
El poderoso huracán Irma azotó durante la tarde de este domingo la ciudad de Naples, en Florida, después de tocar tierra en la localidad de Marco Island.
El poderoso huracán Irma azotó durante la tarde de este domingo la ciudad de Naples, en Florida, después de tocar tierra en la localidad de Marco Island.

Florida

El ojo del huracán Irma golpeó Florida y sembró el caos de costa a costa este domingo, inundando casas y hundiendo botes, dejando tres fallecidos, tres millones de viviendas sin electricidad y derribando enormes grúas en construcciones en Miami.

La fuerte tormenta de 640 kilómetros de ancho tocó tierra por la mañana en los Cayos, para luego iniciar una lenta marcha hacia la costa oeste del estado, declarado en situación de catástrofe.

El huracán llegó a Florida como categoría 4, pero en la tarde de ayer se degradó a categoría 2 con vientos de 177 kilómetros por hora.

Sin embargo, pese a haber perdido fuerza, las autoridades advirtieron que los vientos siguen siendo "peligrosos".

"Oren, oren por todos en Florida", pidió el gobernador Rick Scott en el programa Fox News Sunday mientras cerca de 116.000 personas en todo el estado aguardaban la tormenta en los albergues.

En tanto, una policía y un oficial penitenciario murieron cuando su vehículo chocó el domingo en las inmediaciones de Sarasota (oeste). Otro hombre colisionó el sábado contra un árbol en Key West, en los Cayos. Además de estas tres muertes, otras 27 personas fallecieron a causa de Irma en su paso por el Caribe.

Mapa de trayectoria de los tres huracanes.
Mapa de trayectoria de los tres huracanes.

Según los pronósticos, Irma podría golpear la poblada zona de Tampa-San Petersburgo este lunes, pero más debilitado.

Estragos

Los efectos de este gigantesco huracán del tamaño de Texas no perdonaron a la costa este de Florida.

Miami fue azotada por intensos vientos y fuertes lluvias y muchas calles quedaron inundadas en el centro de la ciudad. Al menos tres grúas de construcción fueron derribadas este domingo.

El distrito de Brickell, a orillas del mar, estaba parcialmente inundado "por la marea que pasa sobre los diques", relató Steven Schlacknam, un artista de 51 años. "El muelle de madera prácticamente desapareció".

Las autoridades han recomendado a los residentes que estén muy atentos a las advertencias de tornados, que pueden generarse en los anillos exteriores de Irma y afectar incluso áreas como Miami Beach.

En los bajos Cayos (sur), donde una marejada de más de tres metros fue registrada, aparatos electrodomésticos y muebles podían verse flotando, y la vocera del condado Monroe, Cammy Clark, dijo que en las aguas del océano se reportaban botes hundidos y navíos sueltos.

Sin embargo, aún se desconoce el alcance total de la furia desatada por Irma.

Además, en el lado oeste de Florida, las ciudades de Naples, Fort Myers y las pobladas zonas de la bahía de Tampa, enfrentan la amenaza de olas de hasta 4,5 metros, suficientes para provocar serias inundaciones.

"Me preocupa toda esa gente que no cree en un aumento brutal del agua. Es vital temerle a esta inundación", sostuvo Virginia Defreeuw, quien dejó su casa para irse a un refugio.

Se preveé que este lunes Irma llegue a Tampa, Florida.
Se preveé que este lunes Irma llegue a Tampa, Florida.

"La gente no escucha. Muchos dicen: 'sobrevivimos a (el huracán) Wilma. Vamos a estar bien', pero este es nefasto", dijo.

Estado de catástrofe

El presidente estadounidense, Donald Trump, declaró el estado de catástrofe natural en Florida para desbloquear fondos y medios federales suplementarios, con el fin de ayudar a los afectados.

"Ahora mismo nuestra principal preocupación son las vidas humanas", afirmó Trump, quien también anunció que visitará el estado "muy pronto".

Autos atascado por la lluvia, grúas desplomadas y personas sin electricidad, es el recuento que se tiene hasta ahora de los daños provocados por el huracán.
Autos atascado por la lluvia, grúas desplomadas y personas sin electricidad, es el recuento que se tiene hasta ahora de los daños provocados por el huracán.

La Casa Blanca indicó que los fondos federales incluyen subvenciones para el arrendamiento temporal y la reparación de hogares, créditos de bajo costo para cubrir las pérdidas de propiedades no aseguradas y otros programas de ayuda a particulares y propietarios de negocios para que se repongan de los efectos del desastre.

Al menos a siete millones de personas en el sureste del país se les pidió que abandonaran las zonas de riesgo, entre ellas 6,4 millones solo en Florida.

Etiquetado como: