9 mayo, 2014

Tegucigalpa

El hondureño Carlos Arnoldo Lobo, alias el Negro Lobo, de 38 años, fue extraditado la noche del jueves hacia Estados Unidos, acusado de tráfico de drogas, informó el presidente Juan Orlando Hernández.

"Ha concluido hoy el proceso de extradición del señor Carlos Arnoldo Lobo" de acuerdo con el "convenio establecido con Estados Unidos" y definido con base en "la Constitución y las leyes", anunció el mandatario en un comparecencia ante la prensa.

Lobo fue transportado en un helicóptero hacia la base de Palmerola a las 8:30 p. m. del viernes desde la sede del Primer Batallón de Infantería, 5 km al suroeste de la capital, donde estaba recluido por seguridad, mientras se llevaba a cabo el procedimiento legal en la Corte Suprema de Justicia.

En la madrugada de este sábado el Departamento de Estado confirmó en Washington la llegada de Lobo a Estados Unidos.

Policías militares vigilan mientras un vehículo blindado transporta al narcotraficante Carlos Arnaldo Lobo a la base de Palmerola, donde lo aguardaba un avión para llevarlo a Estados Unidos.
Policías militares vigilan mientras un vehículo blindado transporta al narcotraficante Carlos Arnaldo Lobo a la base de Palmerola, donde lo aguardaba un avión para llevarlo a Estados Unidos.

"Saludamos la determinación de Honduras al tomar este paso histórico de extraditar a uno de sus propios ciudadanos, lo que aplica un golpe a la impunidad del crimen organizado y al tráfico de drogas", apuntó en una nota la portavoz de la cancillería estadounidense, Jen Psaki.

El Departamento de Estado añadió que el gesto es una "fuerte señal de que el presiente Hernández está comprometido a impedir que el territorio hondureño sea usado para actividades ilícitas".

El 21 de abril la Corte emitió la resolución para cumplir la petición de un tribunal de Miami, estado de Florida, donde el hondureño está acusado de enviar droga a través de una flota de embarcaciones de su propiedad que tenía en las caribeñas Islas de la Bahía.

"La Jueza de Extradición de Primera Instancia, en nombre del Estado de Honduras (...) resuelve declarar con lugar la solicitud de extradición" para que "Lobo sea juzgado por la supuesta comisión de los delitos de (...) distribuir cocaína sabiendo que la misma sería exportada a los Estados Unidos", dijo la resolución.

Los recursos de apelación y reposición presentados por la defensa fueron rechazados y el abogado defensor denunció que la justicia hondureña estaba cediendo a presiones de Estados Unidos.

Estados Unidos pidió a Honduras "el arresto provisional" de Lobo el pasado 25 de febrero. El 5 de marzo la jueza ordenó la captura que fue ejecutada el 27 del mismo mes, y un día después fue puesto a la orden del tribunal teniendo su apoderado.

Se trata del primer caso de extradición formal de un hondureño.

El hondureño Ramón Matta Ballesteros cumple cadena perpetua en Illinois (norte de EEUU) por tráfico de drogas, luego de que en abril de 1988 fuera capturado y trasladado por personal de Estados Unidos sin mediar ningún trámite legal.

El 15 de diciembre pasado, Estados Unidos logró que Honduras le entregara al guatemalteco Mario Ponce, reclamado también por tráfico de drogas.