19 enero, 2014

Tegucigalpa. ACAN-EFE. El Parlamento de Honduras aprobó la noche del viernes una ley que autoriza a la Fuerza Aérea del país a derribar avionetas civiles que sean sospechosas de transportar drogas.

La llamada Ley de Exclusión Aérea fue aprobada por 80 de los 128 diputados del Congreso Nacional, la mayoría oficialista, en una sesión extraordinaria a la que solo asistieron 81 legisladores, afirmó Marvin Ponce, el único que votó en contra de la norma.

La ley establece una serie de pasos que deben seguirse antes de que una aeronave sea atacada por ser sospechosa de traficar estupefacientes, indicó Ponce, diputado del minoritario y opositor Partido Unificación Democrática. La orden del derribo solo podrá darla el secretario de Defensa, Marlon Pascua.

La ley también crea una “zona exclusiva aérea” en los departamentos de Gracias a Dios, Colón, Islas de la Bahía y Olancho los más utilizadas por los narcotraficantes para aterrizar aviones.

Ponce alertó de que la ley violenta un tratado internacional que prohíbe el derribo de aviones por parte del país centroamericano.

En setiembre de 2012, EUA suspendió a Honduras su cooperación para compartir información de radares tras el derribo unilateral por parte del país centroamericano, dos meses antes, de dos avionetas civiles sospechosos de transportar droga. El Departamento de Estado argumentó entonces que el derribo de los aparatos por parte de Honduras violó un acuerdo bilateral que prohíbe atacar aeronaves civiles.

Etiquetado como: