11 diciembre, 2015
La precandidata presidencial por el Partido Demócrata, Hillary Clinton, dijo en Tulsa, Oklahoma este viernes que ella es la única aspirante a la Casa Blanca que tiene un plan definido para atacar al Estado Islámico.
La precandidata presidencial por el Partido Demócrata, Hillary Clinton, dijo en Tulsa, Oklahoma este viernes que ella es la única aspirante a la Casa Blanca que tiene un plan definido para atacar al Estado Islámico.

Oklahoma, Estados Unidos

Hillary Clinton dijo este viernes que sus adversarios sólo fanfarronean cuando se trata de derrotar al grupo Estado Islámico y que ella es la única aspirante a la presidencia con un plan específico.

Durante un acto de campaña en territorio republicano, la precandidata presidencial demócrata y exsecretaria de Estado de los Estados Unidos, buscó enfatizar su experiencia en política exterior después de un tremendo ataque terrorista en París y una masacre en California que está siendo investigada por el FBI como un acto de terrorismo.

"Los otros hablan mucho, echan fuera todos estos enfoques", dijo Clinton en un mitín en Oklahoma. "Pero yo he estado en el Salón de Problemáticas en la Casa Blanca y sé qué se requerirá y mantendré seguro a Estados Unidos".

Los precandidatos republicanos han arremetido contra el presidente Barack Obama calificándolo de débil en la respuesta ante el encumbramiento del grupo Estado Islámico y están buscando vincular a la Casa Blanca con los antecedentes de Clinton en materia de política exterior.

Clinton ha buscado ofrecer un plan extenso para desmantelar al grupo extremista por aire, tierra e internet, y planea delinear la próxima semana su estrategia para seguridad nacional.

La aspirante presidencial demócrata reiteró que no enviaría a la región tropas de infantería estadounidenses si es elegida presidenta, y dijo que "no es inteligente" y es lo que los terroristas quisieran que ocurriera.

Clinton estaba de campaña en Oklahoma, un estado esencialmente republicano en elecciones generales y uno de varios estados del "Súper Martes" que realizarán elecciones del Partido Demócrata el 1 de marzo. La ex primera dama de la nación encabeza por abrumadora mayoría las encuestas contra dos adversarios que buscan la nominación presidencial de su partido.