Ahora, la atención de los aspirantes se enfoca en la jornada del supermartes

 28 febrero, 2016
Simpatizantes de Hillary Clinton festejaban el sábado en Columbia, Carolina del Sur, al enterarse de las proyecciones de triunfo. | EFE
Simpatizantes de Hillary Clinton festejaban el sábado en Columbia, Carolina del Sur, al enterarse de las proyecciones de triunfo. | EFE

Columbia, EE. UU. AFP. Hillary Clinton derrotó este sábado a Bernie Sanders en las primarias demócratas en Carolina del Sur, según medios estadounidenses, lo que da un empujón a su campaña en la carrera hacia las elecciones presidenciales de noviembre, antes de la jornada clave del supermartes.

La exsecretaria de Estado, de 68 años, fue declarada la ganadora por varias cadenas estadounidenses apenas cerraron las mesas de votación en el estado del sureste estadounidense donde, en las primarias del 2008, Clinton había caído frente a Barack Obama.

Con este resultado, Clinton se anota tres victorias en cuatro jornadas de contiendas demócratas. Solo perdió en Nuevo Hampshire frente al senador de Vermont , de 74 años.

“A Carolina del Sur, a los voluntarios en el centro de nuestra campaña, a los seguidores que le dan su poder: gracias”, escribió Clinton en la red Twitter tras conocerse las proyecciones.

Un discurso de la exsenadora era esperado en Columbia, Carolina del Sur, donde sus seguidores dieron gritos de alegría al conocerse los resultados.

Sanders felicitó rápidamente a Clinton, pero advirtió en un comunicado: “Esta campaña está comenzando. Obtuvimos una victoria decisiva en Nuevo Hampshire. Ella logró una victoria decisiva en Carolina del Sur. Ahora es el turno del supermartes.

Apoyo de los negros. El electorado negro, que representa más de la mitad de los votantes de las primarias, sin duda fue clave en el triunfo de Clinton, quien cuenta con su apoyo mayoritario.

Presagiando el resultado, Sanders no pasó la jornada en Carolina del Sur, sino en los estados de Texas y Minesota.

Solo el 3% de los delegados para la convención de investidura demócrata de julio en Filadelfia, se adjudicaban el sábado.

Pero 12 estados votarán el 1.° de marzo en el supermartes, que definirá 18% de los delegados demócratas en juego (y 24% de los delegados republicanos).

Sanders domina en Massachusetts y Vermont, pero varios estados del sur también votarán con una composición demográfica similar a la de Carolina del Sur, como Alabama, Georgia y Arkansas, estado donde el expresidente Bill Clinton, esposo de Hillary, fue gobernador hasta 1992.

En las filas republicanas, la batalla se intensificó este sábado, principalmente entre el magnate Donald Trump y el senador de origen cubano Marco Rubio.

Después de un duro debate el jueves, en la ciudad de Houston, ambos rivales intercambiaron insultos en eventos de campaña paralelos, en los que debatieron desde temas serios hasta quién de los dos usa más maquillaje o cuál es un estafador.

“El tipo que tiene el peor bronceado artificial de Estados Unidos me ataca por usar maquillaje”, ironizó Rubio, de 44 años, ante sus seguidores en Georgia.

La víspera, Donald Trump ridiculizó a su rival por maquillarse en los debates.

Desde el jueves, Rubio ha usado contra Trump, de 69 años, el mismo tono que el magnate ha utilizado durante la campaña para descalificar a sus contrincantes republicanos.

El senador de Florida se mofó de las faltas de ortografía del hombre de negocios, cuestionó su olfato empresarial y lo tildó de “estafador” por una demanda de estudiantes contra la ya desaparecida Universidad Trump.

El magnate contraatacó burlándose de las orejas de Rubio y de su tendencia a transpirar, en un evento en la pista de un aeropuerto en Arkansas. “¿Yo, un estafador? Yo construí una gran empresa”, afirmó Trump.