El sistema recibirá una alerta si la persona con prohibición se acerca a menos de 500 metros de quien puso la denuncia

 16 agosto, 2014

El gobierno de Guatemala y ONU Mujeres realizarán en diciembre próximo pruebas con dispositivos electrónicos en casos de violencia doméstica para determinar su funcionalidad en personas que cumplen prisión domiciliaria por este delito, informaron fuentes del proyecto.

Una especie de brazalete electrónico emitirá una alerta hacia un centro de control si un potencial agresor se acerca a quien lo denunció en Guatemala. En ese país miles de personas veneraron ayer 15 de agosto a la Virgen de la Asunción, la Patrona de Ciudad de Guatemala.
Una especie de brazalete electrónico emitirá una alerta hacia un centro de control si un potencial agresor se acerca a quien lo denunció en Guatemala. En ese país miles de personas veneraron ayer 15 de agosto a la Virgen de la Asunción, la Patrona de Ciudad de Guatemala.

Según un informe de la Unicef en el 2013 el 10% de las mujeres reportó violencia de su pareja en el último año.

El asesor de informática del Ministerio de Gobernación, Édgar Álvarez, dijo que el aparato 'antimaltrato', como se conoce en otros países, será utilizado en el tobillo por los hombres, y en la muñeca por las mujeres.

El funcionario explicó al diario Prensa Libre que el proyecto estará a cargo de un departamento de monitoreo que funcionará con la misma plataforma digital que actualmente se utiliza para recibir denuncias por medio de llamadas telefónicas a la Policía.

Álvarez explicó que el dispositivo funciona cuando, por ejemplo, un juez establece una distancia a menos de 500 metros. El sistema recibirá una alerta si la persona con prohibición viola esa distancia y por lo tanto se destacará personal policial para que verifique si la mujer necesita ayuda, ya que el acercamiento puede ser coincidencia, pero también puede tratarse de un intento de agresión.

En tanto, el viceministro de Gobernación en Tecnología, Juan Carlos Argueta, comentó que de concretarse el proyecto no se comprarían los dispositivos, sino se firmaría un contrato de arrendamiento para tener acceso a mantenimiento del sistema y para que se reemplacen los que se deterioren por uso.

De acuerdo con Argueta, el precio unitario puede ser de entre 10 y 15 dólares, son resistentes al agua y a los golpes, además emiten una alerta si una persona lo rompe para evitar su localización.

Previo al análisis legal para su uso oficial, ONU Mujeres donará 15 aparatos y simulará casos para comprobar la funcionalidad del mecanismo.

"Para aplicarlo en las cárceles se debe modificar el Código Penal, por ahora se hará solo en casos de violencia intrafamiliar", aclaró.

Argueta dijo que si las pruebas son positivas Gobernación licitará 350 dispositivos y se contará con una donación de dos millones de dólares del Banco Mundial.

Los dispositivos de monitoreo electrónico han sido implementados en Estados Unidos, Panamá, Colombia, Chile y España. No obstante, en estos últimos dos países han registrado errores.

Etiquetado como: