El narcotraficante escapó el 11 de julio de una cárcel de máxima seguridad; autoridades mantienen operativos por todo el país

 16 octubre, 2015

México.

El poderoso narcotraficante mexicano Joaquín 'El Chapo' Guzmán resultó herido durante "una huída precipitada" para eludir los operativos desplegados en todo el país, luego de su fuga de una cárcel de máxima seguridad registrada en julio pasado, informó este viernes en un comunicado el gabinete de Seguridad.

"Para evitar su aprehensión, en días recientes el prófugo realizó una huida precipitada, que de acuerdo con la información recabada, le causó lesiones en una pierna y en el rostro", indicó el comunicado.

El gobierno aclaró que las heridas del capo "no fueron producto de un enfrentamiento directo" y que el "Gabinete de Seguridad continúa realizando todas las acciones que permitan lograr la reaprehensión de este delincuente".

Los operativos para su recaptura se han implementado con "trabajo de inteligencia e intercambio de información con agencias internacionales", que en las últimas semanas se han focalizado en la región noroeste del territorio nacional, señala la misiva.

El pasado miércoles, el gobernador de Sinaloa, Mario López Valdez, confirmó que los operativos militares en la zona serrana de ese estado del noroeste de México y del vecino Durango tienen como objetivo la captura de 'El Chapo'.

'El personal militar que trabaja en la zona ha sido remitido desde la Ciudad de México; ustedes ya saben detrás de quién andan y pues hasta ahorita no ha habido resultados. Ese es uno de los objetivos que trae este grupo especial', dijo López a la prensa.

Las operaciones militares y los enfrentamientos con delincuentes han provocado el desplazamiento de cientos de personas hacia Cosalá, aseguró ese mismo día el alcalde de ese municipio sinaloense limítrofe con Durango, Samuel Zacarías Lizárraga.

El operativo se efectuó en el estado de Sinaloa, bastión del cartel que encabeza el capo fugado el 11 de julio del penal de máxima seguridad El Altiplano, por un túnel cavado en el piso de la ducha de su celda, con salida a una bodega situada a 1,5 kilómetros de la prisión.

En el pasadizo, que tenía incluso ventilación y alumbrado, había una motocicleta adaptada sobre rieles que habría servido para transportar las herramientas y maquinaria necesarias para obras de excavación.

Hasta hace poco más de un año, en el lugar donde está la casa en que desembocaba el túnel, no había más que hierba, dijeron los vecinos de la zona.

Esas mismas fuentes coincidieron en asegurar que en el verano del 2014, solo unos meses después de la captura del capo, alguien compró el predio y levantó el inmueble con gran rapidez.