20 abril, 2015

Albany, Nueva York. AP. El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, inicia hoy una visita oficial a La Habana, con lo que será el primer gobernador estadounidense que va a Cuba desde el reciente deshielo en las relaciones con esa nación.

La visita oficial prevista para el lunes y martes busca fortalecer las relaciones. Cuomo prevé llevar consigo a un grupo de empresarios para lo que ha llamado “un enorme paso adelante” que “ayudará a abrir la puerta a un nuevo mercado para las empresas de Nueva York”.

Los expertos en comercio dicen que Nueva York podría beneficiarse con la mejora de las relaciones. Las exportaciones incluirían manzanas, leche en polvo y otros productos lácteos. Podría haber inversiones importantes en la infraestructura informática. Los hoteleros podrían construir hospedajes que aprovechen el aumento previsto de turistas estadounidenses.

Cualquier relación económica significativa con Cuba tomará su tiempo, dijo Joe Schoonmaker, presidente del Consejo de Exportaciones de Nueva York y vendedor de seguros de riesgo. Pronosticó que el turismo será el primer sector de la economía cubana que se abrirá y que pasará tiempo antes de que haya un volumen de comercio importante con Cuba.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, tocó un banderín de su campaña electoral tras votar en un colegio electoral en Mount Kisco, Nueva York.
El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, tocó un banderín de su campaña electoral tras votar en un colegio electoral en Mount Kisco, Nueva York.

“No se abrirá como China”, aseguró. “En cuanto al envío de productos por valor de cientos de millones de dólares a Cuba, no lo veo por ahora”.

Los detractores acusan a Cuomo de legitimar una dictadura y dicen que el interés de la visita es más político que comercial. El presidente del Partido Republicano estatal, Ed Cox, manifestó que es una maniobra política “para fortalecer su presencia política nacional”.

La legisladora estatal republicana Nicole Malliotakis, hija de una exiliada cubana, opinó que los intentos de normalizar las relaciones deben incluir concesiones importantes de La Habana.

“No entiendo el propósito de esta misión comercial ni veo que tenga beneficios concretos para el estado de Nueva York”, declaró.

Estados Unidos exporta cantidades limitadas de alimentos a Cuba desde hace años. Si Nueva York consigue estrechar las lazos con la Isla, sus primeros embajadores podrían ser los : lácteos y las manzanas.