Se investiga a hija de expresidente por presunto delito de lavado de activos

Por: Agencia AFP Hace 6 días

Lima. La fiscalía peruana de lavado de activos, que investiga si la dirigente opositora Keiko Fujimori recibió dinero de la empresa brasileña Odebrecht para su campaña electoral, allanó el jueves en Lima dos locales partidarios de la agrupación fujimorista Fuerza Popular.

"El Poder Judicial ordenó la incautación de documentos hallados en los referidos locales partidarios de Fuerza Popular, precisando que lo dispuesto es en el marco de la investigación por el Caso Odebrecht", indica en su cuenta de la red social Twitter, el Poder Judicial.

La policía registra las oficinas del partido Fuerza Popular de Perú en Surco. La fiscalía buscó evidencias en dos oficinas, como parte de una investigación sobre presunto lavado de dinero. AFP
La policía registra las oficinas del partido Fuerza Popular de Perú en Surco. La fiscalía buscó evidencias en dos oficinas, como parte de una investigación sobre presunto lavado de dinero. AFP

La fiscalía investiga el presunto delito de lavado de activos durante las campañas presidenciales de Keiko Fujimori en 2011 y 2016. El allanamiento se realiza a pedido de la fiscalía para buscar documentos.

La medida coincide con el día en que la dirigente de Fuerza Popular está citada a la fiscalía para responder sobre la anotación que hizo Marcelo Odebrecht en una agenda personal sobre una presunta donación a la campaña de Fujimori, quien ha negado cualquier donación.

También con la denuncia constitucional presentada por Fuerza Popular contra el Fiscal de Perú Pablo Sánchez por no incluir en sus investigaciones a empresas peruanas que se asociaron con Odebrecht para obtener licitaciones de obras.

La Fiscalía de Brasil hizo llegar a Perú en noviembre anotaciones encontradas en el celular de Marcelo Odebrecht con la frase "aumentar Keiko para 500 e eu fazer visita" (Subir a Keiko a 500 y yo haré una visita, en portugués), que haría referencia a la excandidata presidencial en 2011 y 2016.

Daniel Salaverry, vocero de Fuerza Popular, calificó de atropello la medida fiscal. “Es un hecho inaudito y un atentado contra la democracia y los partidos políticos”, dijo a la prensa.

El congresista Héctor Becerril, informó que en uno de los locales, los fiscales solo incautaron tres laptops y algunos documentos luego de ocho horas de trabajo.

Por su parte, el presidente Pedro Pablo Kuczynski pidió respetar a la democracia y al debido proceso a propósito de la orden del juez Richard Concepción Carhuancho de allanar los dos locales del partido Fuerza Popular.

"Me preocupa leer en las noticias de un allanamiento a un partido político. Si no hay respeto al debido proceso, no seremos respetados internacionalmente", comentó Kuczynski en su visita a la ciudad andina de Huancayo.

Kuczynski negó en noviembre haber tenido vínculos con la constructora brasileña luego de que el exdirector ejecutivo de esa compañía, Marcelo Odebrecht, dijera a fiscales peruanos haber financiado su campaña y haberlo contratado como consultor.

La brasileña Odebrecht, envuelta en el escándalo "Lava Jato" de pago de sobornos a cambio de obras públicas en Brasil y otros países de América Latina, admitió que en Perú desembolsó 29 millones de dólares en coimas entre 2005 y 2014, durante las gestiones de los presidentes Alejandro Toledo, Alan García y Ollanta Humala.