El fiscal de México dijo que están realizando los exámenes periciales para determinar la antigüedad de los restos humanos

 25 octubre, 2014

México

La Fiscalía de México subió de 30 a 38 la cifra de cadáveres hallados en fosas clandestinas encontradas desde que emprendió la búsqueda de 43 estudiantes desaparecidos en Guerrero (sur) hace casi un mes, ninguno de los cuales corresponde a esos jóvenes.

Expertos forenses trabajan en el sitio donde las autoridades mexicanas localizaron una fosa con al menos 11 cuerpos.
Expertos forenses trabajan en el sitio donde las autoridades mexicanas localizaron una fosa con al menos 11 cuerpos.

El fiscal de México, Jesús Murillo Karam, cifró el miércoles en 30 los cadáveres localizados en las fosas encontradas a lo largo de estas últimas semanas en varios sitios de Iguala (Guerrero), donde desaparecieron el 26 de setiembre los 43 estudiantes inmediatamente después de ser baleados por policías y narcotraficantes.

El pasado 4 de octubre se reportó la localización de cinco fosas clandestinas en la localidad de Pueblo Viejo, de Iguala, donde se exhumaron 28 cadáveres, pero de acuerdo con exámenes de la fiscalía general, hechos con muestras de ADN de los familiares tomadas por la Fiscalía de Guerrero, ninguno corresponde a los alumnos.

Después, el 9 de octubre, Murillo Karam anunció que derivado de declaraciones de detenidos -que suman ya 52 personas entre funcionarios, policías y narcotraficantes- habían localizado otras 4 fosas clandestinas también en Iguala, sin precisar el número de cuerpos encontrados.

Sin embargo, este viernes reportó en un comunicado que en esas tumbas ilegales "se realizó el levantamiento de ocho cadáveres a los que se les están realizando los exámenes periciales para determinar su antigüedad (...) razón por la cual aún no se puede determinar la relación que guardan" con la desaparición de los 43 estudiantes.

Esos 36 cadáveres se suman a otros dos encontrados en otras de las fosas clandestinas halladas en Iguala que ya habían sido reportadas sin ubicación precisa por la Fiscalía.

Además, añadió en su carta que, al margen de los resultados de sus peritos, está "a la espera" de los resultados de los análisis de un grupo de forenses de Argentina involucrados en el caso por petición de los familiares y organizaciones civiles, que "obtuvieron muestras directas" de ADN de los familiares.

El gobierno mexicano, añadió la fiscalía, "está trabajando coordinadamente" con dicho grupo de expertos argentinos, que ha trabajado en otros casos del convulso país latinoamericano.

Por último, la fiscalía se refirió al anuncio de nuevas fosas halladas en Iguala hecho el jueves por la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (Upoeg), una organización indígena de autodefensa, que ha emprendido su propia búsqueda.

La Fiscalía sostuvo que se trata de algunas de las mismas tumbas ilegales halladas en las últimas semanas por sus equipos.