17 septiembre, 2015

Ciudad de Guatemala

La exintendente de Aduanas de Guatemala, Claudia Méndez Ascencio, compareció este jueves ante un juez por primera vez desde su captura el pasado lunes, sindicada de pertenecer a la red de corrupción bautizada como "La Línea" con la que supuestamente se adueñaba cada semana de unos $20.000.

La exfuncionaria fue arrestada el 14 de setiembre y este jueves escuchó las acusaciones en su contra frente al juez Miguel Ángel Gálvez, a cargo del Juzgado B de Mayor Riesgo, quien lleva el caso de "La Línea".

Méndez Ascencio fue acusada oficialmente por el Ministerio Público (MP) de cohecho pasivo, asociación ilícita y caso especial de defraudación aduanera, los mismos delitos por los que el juez Gálvez mandó a prisión preventiva al expresidente Otto Pérez Molina y a la exvicemandataria Roxana Baldetti.

La exfuncionaria no pudo declarar debido a que el juez ordenó la suspensión de la audiencia en la tarde del jueves, tras una jornada en la que el MP presentó más de una docena de escuchas telefónicas que supuestamente incriminan a Méndez en la estructura delictiva.

El expresidente de Guatemala Otto Pérez Molina asistió a una audiencia este martes en la que el juez Miguel Ángel Gálvez dio su veredicto. | AP
El expresidente de Guatemala Otto Pérez Molina asistió a una audiencia este martes en la que el juez Miguel Ángel Gálvez dio su veredicto. | AP

La Fiscalía señaló a la exintendente de Aduanas de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) de recibir "el cinco por ciento de los sobornos de la estructura", equivalentes a alrededor de $20.000 semanales, de acuerdo a una escucha telefónica entre dos integrantes de la red.

Las autoridades también advirtieron que Méndez "colaboró" con la estructura "colocando" personal en la SAT para facilitar la operación criminal, y además habría dado vía libre al paso de " 1.561 contenedores " sin el pago de impuestos para el Estado.

Por el mismo caso hay 29 personas señaladas, incluidos Pérez Molina y Baldetti, a quienes el MP y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) señalan como los presuntos líderes de la trama millonaria de corrupción.

Pérez Molina dimitió a su cargo el pasado 3 de septiembre y horas después compareció ante el juez Gálvez, que ordenó su prisión preventiva a la espera de una nueva audiencia programada para diciembre.

El supuesto jefe operativo de la estructura y exsecretario privado de Baldetti, Juan Carlos Monzón Rojas, se encuentra prófugo de la justicia.

Méndez Ascencio defendió su inocencia en abril durante una rueda de prensa, apenas unos días después de que el MP y la CICIG desarticularan la operación criminal.

La red supuestamente recibía sobornos de empresarios, quienes en lugar de pagar el total de impuestos para productos importados emitían un pago menor para el Estado y otro para "La Línea".