30 julio, 2013

Fotograma de un video facilitado por el FBI ayer que muestra la redada contra la explotación infantil en Atlantic County, Nueva Jersey. | EFE.
Fotograma de un video facilitado por el FBI ayer que muestra la redada contra la explotación infantil en Atlantic County, Nueva Jersey. | EFE.

Washington. EFE. El FBI anunció ayer el arresto de 150 proxenetas y la liberación de 105 niños en el curso de una gran operación contra la prostitución infantil a lo largo de todo Estados Unidos.

La operación, realizada en los últimos tres días en casinos, moteles y áreas de reposo de carretera a lo largo de 76 ciudades estadounidenses se llevó a cabo junto con el Centro Nacional para Niños Explotados y Desaparecidos.

El operativo afectó en su mayoría a adolescentes de entre 13 y 16 años, indicó en rueda de prensa Ronald Hosko, director del FBI a cargo de investigaciones penales.

“Fácilmente manipulables”, estas jóvenes mujeres son vulnerables porque evolucionan fuera del marco familiar y son en general albergadas en centros de acogida.

“La operación demuestra cuántos niños estadounidenses son vendidos para actividades sexuales cada día, muchos de ellos a través de Internet”, deploró John Ryan, presidente de la organización.

Las niñas son captadas para la prostitución con elogios y ofertas de hacer dinero “y luego se encuentran atrapadas en una espiral que implica drogas, abuso físico, e incluso puede implicar torturas”, agregó Hosko. “Por lo general no ven a la policía como sus amigos, sino más bien como una amenaza de arresto”, advirtió.

Para identificar a los niños que participan en programas de trata sexual, los agentes se infiltraron en las principales ciudades y se hicieron pasar por hombres en busca de sexo. También usaron Backpage, un sitio web que se usa para ofrecer niñas dispuestas a tener relaciones sexuales, con el objetivo de identificar a las víctimas.

La redadas son la mayor acción legal contra el tráfico sexual de niños en la historia de EE.UU. Desde el 2003, el FBI ha rescatado a más de 2.700 niños, según la agencia.