12 marzo, 2015
El Cuerpo de Marines de los Estados Unidos es una rama de las Fuerzas Armadas y su responsabilidad es realizar vigilancia desde el mar.
El Cuerpo de Marines de los Estados Unidos es una rama de las Fuerzas Armadas y su responsabilidad es realizar vigilancia desde el mar.

Florida

El tranquilo enclave de playa normalmente supone un respiro para los soldados, miembros de la Fuerza Aérea y Marines que acuden allí para relajarse o entrenar entre peligrosos desplazamientos.

Pero los hoteles y bares donde las familias de los militares comparten risas en los buenos momentos se convirtieron el miércoles en lugares para llorar las penas mientras barcos y helicópteros rastreaban las aguas y la orilla después de que un Black Hawk se estrelló en un entenamiento rutinario en medio de una espesa niebla.

“Mi corazón está realmente dolido sabiendo que esa gente estaba solo entrenando — sabiendo que habían dejado a sus familias y no se habían despedido, porque no se marchaban a la guerra”, dijo una llorosa Dolly Edwards. La mujer, de 35 años y esposa de un marine, estaba entre los cientos de personas que asistieron a una vigilia nocturna al final de un muelle que se adentra en el golfo de México.

La misma niebla en la que se perdió el Black Hawk el martes por la noche, envolvía el muelle. Junto al romper de las olas, creó un ambiente sombrío para las canciones, lágrimas y oraciones de los allí congregados, incluyendo muchos con fuertes vínculos con el ejército en una zona de Florida donde está la base Eglin de la Fuerza Aérea.

“Necesitábamos estar aquí para presentar nuestros respetos”, dijo Norman Caron, un militar retirado, sosteniendo una vela.

La vigilia cerró una larga y dura jornada para los rescatistas, que tuvieron que luchar contra espesos bancos de niebla para hallar los restos de los 11 soldados que se cree fallecieron en el accidente del helicóptero Black Hawk UH-60.

El ejército proporcionó pocos detalles sobre el accidente, que ocurrió alrededor de las 8:30 p.m. del martes. Los nombres de los soldados no han sido desvelados.

El miércoles se dijo que un segundo helicóptero había regresado a la base poco antes del accidente.

Funcionarios del ejército no dijeron qué había causado el accidente, pero las condiciones del clima eran lo suficientemente malas como para que la otra unidad volviese a tierra, dijo el general Glenn H. Curtis, de la Guardia Nacional de Louisiana.

En el helicóptero accidentado volaba una unidad experimentada de Hammond, en Louisiana, que sirvió varias misiones en Irak y ayudó en misiones humanitarias tras huracanes en el golfo de México y el vertido de petróleo de BP.

El entrenamiento del martes por la noche incluía misiones de inserción y extracción, utilizando pequeños barcos y helicópteros para llevar y sacar a soldados de un punto concreto, dijo el capitán Barry Morris, portavoz del Comando de Operaciones Especiales de la Marina en Camp Lejeune, Carolina del Norte.

Kim Urr, de 62 años, que trabaja en el camping Navarre Beach cerca de la zona de entrenamiento de la base Eglin de la Fuerza Aérea, dijo que escuchó un sonido extraño, seguido de dos explosiones, alrededor de las 8:30 p.m. del martes.

“Sonó como algo metálico siendo golpeado o cayendo, así es como sonó. Después hubo dos estallidos, similares a los de explosiones de artillería, pero amortiguadas”, dijo Urr.

Antes de que el tiempo volviese a empeorar el miércoles, se hallaron restos humanos y se dio por muertos a los 11 soldados. Pero se sigue considerando la posibilidad de lanzar una operación de búsqueda y rescate.

A lo largo de la jornada del miércoles, se detectaron restos del accidente flotando en la bahía.

“Vimos guantes, un uniforme con un apellido en él”, dijo Alan Collinsworth, un recepcionista de hotel, añadiendo que cuando llegó al trabajo a las 6:30 a.m. había muchos restos florando en el tramo de playa del hotel. “Estábamos muy impactados”.

Antes en el día, el presidente Barack Obama expresó sus condolencias a las familias y dijo que confía en que celebrará una investigación minuciosa sobre el incidente, dijo su portavoz Josh Earnest.