Fiscalía guatemalteca abrió el miércoles una investigación por corrupción

 30 mayo, 2015
Roxana Baldetti es sospechosa de enriquecimiento ilícito. | ARCHIVO
Roxana Baldetti es sospechosa de enriquecimiento ilícito. | ARCHIVO

La exvicepresidenta guatemalteca Roxana Baldetti, quien renunció al cargo en medio de acusaciones de corrupción, no apelará el embargo a sus cuentas bancarias dispuesto por un juez, informó este sábado su abogado defensor.

"Esto (el embargo) nos da la oportunidad de demostrar fehacientemente con documentación y todos los medios que ese dinero en las cuentas es producto del salario de muchos años", afirmó a la prensa el abogado Mario Cano.

"Pretendemos demostrar con todos los medios que (el dinero) ha sido adquirido de manera legal por los años de trabajo", insistió.

La Fiscalía guatemalteca abrió el miércoles una investigación por corrupción contra la exvicepresisdenta, quien renunció al cargo el 8 de mayo tras revelarse una red de defraudación en las aduanas en la que estaría involucrada.

Como parte de las pesquisas, la Fiscalía solicitó el embargo de siete cuentas de Baldetti en bancos guatemaltecos, según la fiscal general Thelma Aldana.

También comenzó a documentar las propiedades de la exvicepresidenta, que podrían ser inmovilizadas y pasar a ser parte de los bienes del Estado.

El juez de Extinción de Dominio Marco Antonio Villeda comentó que se habían congelado cuentas bancarias de Baldetti por unos $2,6 millones.

El abogado defensor dijo que hasta el momento la exvicepresidenta no tiene abierto un proceso penal.

Medios de prensa revelaron que Baldetti compró lujosas viviendas, una con caballeriza, así como un yate, un jet y autos de lujo, lo que no corresponde a sus ingresos como funcionaria pública.

Beldetti renunció tras una ola de masivas protestas callejeras para que dejara el cargo, luego que salió salpicada en la red de defraudación fiscal en aduanas.

Una investigación revelada el 6 de abril determinó que el supuesto líder de esa red era Juan Carlos Monzón, exsecretario privado de la vicepresidenta, actualmente prófugo.

Por su relación con la red han sido detenidas 28 personas, entre ellas dos extitulares de la Superintendencia de Administración Tributaria, encargada de recaudar los impuestos.

La administración del presidente Otto Pérez, quien ha descartado su renuncia, se vio afectada la semana pasada por otro escándalo de corrupción en el Seguro Social.

Los jerarcas del Banco de Guatemala (central), Julio Suárez, y del Seguro Social, el militar Juan de Dios Rodríguez, cercano a Pérez, fueron detenidos y acusados de un fraude por $15 millones en esta última institución.

Etiquetado como: