3 diciembre, 2015
Flores recibió los cheques por $10 millones de la embajada de Taiwán
Flores recibió los cheques por $10 millones de la embajada de Taiwán

San Salvador

Un juez de El Salvador ordenó, este jueves, enviar a juicio al expresidente Francisco Flores (1999-2004), acusado de malversar $10 millones donados por Taiwán para proyectos sociales.

"Resulta procedente que respecto a los ilícitos de peculado y lavado de dinero y otros activos, se pase a la siguiente etapa procesal", declaró en una audiencia el juez Miguel Ángel García, en la cual se encontraba Flores junto a sus abogados.

García también envió a juicio a Flores por cargos de enriquecimiento ilícito y desobediencia a particulares.

Flores recibió los cheques por $10 millones de la embajada de Taiwán, cuando esa nación era gobernada por el presidente Chen Shui-bian (2000-2008), quien impulsaba la "diplomacia del dólar" de hacer donaciones directamente a los gobernantes de países aliados para asegurar su respaldo, sobre todo en Centroamérica y el Caribe.

Tras dejar el poder en 2008, Chen afrontó un juicio por corrupción y fue condenado en Taiwán a cadena perpetua.

El juez salvadoreño determinó que hubo "un abuso de facultades" por parte de Flores quien permitió que el dinero donado fuera desviado a cuentas del Centro de Estudios Políticos José Antonio Rodríguez Port, de la opositora Alianza Republicana Nacionalista (Arena), que gobernó el país entre 1989 y 2009.

El caso de Flores deberá proseguir en un tribunal de Sentencia de San Salvador, donde podrían ser citados otros involucrados en el ilícito, entre los que figuran miembros de Arena.

Durante la jornada, el juez declaró "improcedente" la solicitud de la Fiscalía y de la defensa del exmandandario para que fuesen retirados del caso los querellantes civiles, como la Iniciativa Social para la Democracia (ISD).

"Expresamos nuestra satisfacción por el resultado. Es importante que sigamos como querellantes porque Flores y Arena deben resarcir el daño al Estado, tienen que regresar el dinero", declaró el coordinador de la ISD, Ramón Villata.

El activista Villalta pidió a las autoridades iniciar también el proceso de "cancelación" del Instituto José Antonio Rodríguez Port en virtud de que "no podemos estar con instituciones que se prestan al cometimiento del delito de lavado de dinero".

El analista y profesor universitario Roberto Cañas, declaró a la AFP que la resolución del juez "es un respiro de tranquilidad" y que en la audiencia "quedó al desnudo la diplomacia del dólar de Taiwán".

"La nefasta diplomacia del dólar de Taiwán, que compraba lealtades de gobiernos y hundía en corrupción las incipientes democracias centroamericanas, no debe seguir porque ellos siguen dando plata para alentar supuestas libertades", resumió Cañas.

Taiwán mantiene el respaldo de 23 países, principalmente de África, Centroamérica y del Caribe, los cuales no mantienen nexos diplomáticos con China.

Flores fue llevado a la justicia luego que el expresidente Mauricio Funes (2009-2014) denunció en 2013 las transacciones bancarias sospechosas en el periodo comprendido entre octubre de 2003 y marzo de 2004, cuando la embajada de Taiwán en El Salvador emitió cuatro cheques por un total de $10 millones a nombre del entonces presidente Flores.

La diligencia de este jueves se instaló tras una etapa de instrucción de 13 meses y después de una pericia financiera que verificó el recibo y tránsito de los $10 millones recibidos por el expresidente en sistemas bancarios de El Salvador y otros países.

El juez también tuvo a mano una comunicación del gobierno de Taiwán, que certificó que los fondos fueron erogados para proyectos sociales y no para el partido Arena.

Etiquetado como: