21 junio, 2014

Ciudad de Guatemala. ACAN-EFE El vicepresidente de Estados Unidos, Joseph Biden, anunció ayer en Guatemala que destinará a tres países de Centroamérica $9,6 millones para la reinserción de sus repatriados y otros $244 millones para invertir en programas de desarrollo social y seguridad en la región.

Biden llegó ayer a Guatemala como parte de una visita oficial de un día en la que se reunió con funcionarios de la región para analizar el creciente número de menores que viajan solos y de manera ilegal a Estados Unidos en busca de mejores oportunidades de vida.

El vicepresidente se reunió en Guatemala con el presidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, el ministro coordinador del Gobierno de Honduras, Jorge Ramón Hernández, y el secretario mexicano de gobernación, Miguel Ángel Osorio, además del mandatario local, Otto Pérez Molina, con quien también tuvo una reunión privada.

Biden señaló que la migración ilegal de los menores es “un tema humanitario” y que el problema es compartido entre Estados Unidos, México y Centroamérica .

“Estados Unidos reconoce que el flujo de niños y muchachos ha acrecentado un peso y es un peligro enorme en seguridad y en materia económica”, manifestó.

Biden también aseguró que los menores que sean repatriados a sus países de origen serán protegidos y tratados de la mejor manera.

El país norteamericano anunció que apoyará a los gobiernos de Guatemala, El Salvador y Honduras con $9,6 millones para poder reintegrar a la sociedad a sus ciudadanos repatriados.

El mandatario de Guatemala, Otto Pérez Molina, dijo tras la reunión con el vicepresidente que su país fortalecerá la presencia consular en la frontera estadounidense.

El ministro coordinador del Gobierno de Honduras, Jorge Ramón Hernández, precisó que los menores detenidos sin acompañantes en Estados Unidos deben ser entregados a sus padres, independientemente del país donde estos estén.

La cantidad de menores centroamericanos detenidos por las autoridades estadounidenses sin acompañante aumentó en un 66% en el último año fiscal.

Según el subsecretario de Seguridad Interna de EE. UU., Alejandro Mayorkas, entre octubre de 2013 y mediados de junio de 2014, unos 52.000 menores cruzaron la frontera sin compañía adulta, más del doble de los registrados entre octubre 2012 y el final de 2013.