Ron Klain supervisará la seguridad sanitaria en el país y las acciones para ayudar a contener el brote en África occidental

 17 octubre, 2014
Klain fue secretario particular del vicepresidente Joe Biden
Klain fue secretario particular del vicepresidente Joe Biden

Tras nuevas críticas por la respuesta de los Estados Unidos al ébola, el presidente Barack Obama nombró a Ron Klain, un exsecretario particular del vicepresidente Joe Biden y asesor de confianza en la Casa Blanca, como el hombre clave en la respuesta del Gobierno a la crisis de salud, informó la Casa Blanca.

Obama ha estado bajo presión para nombrar a un "zar" que supervise la seguridad sanitaria en el país y las acciones para ayudar a contener el brote en África Occidental, donde la epidemia ha matado a más de 4.500 personas.

Klain estaba fuera del Gobierno desde que dejó la oficina de Biden durante el primer mandato de cuatro años de Obama. La Casa Blanca dijo que Klain estará bajo la supervisión de la asesora de seguridad nacional Susan Rice y de la asesora para la seguridad nacional y contra el terrorismo Lisa Monaco.

Klain, un abogado, también se desempeñó como secretario particular del vicepresidente Al Gore. Anteriormente trabajó bajo las órdenes de la secretaria de Justicia Janet Reno en el Gobierno de Bill Clinton.

Funcionarios de la Casa Blanca se habían resistido inicialmente a los llamados del Congreso de nombrar un responsable máximo contra el ébola, alegando que varias agencias tenían responsabilidades distintas, como los Centros para el Control de Enfermedades (CDC), el Departamento de Defensa y el Departamento de Salud, pero Obama admitió el jueves que podría tener sentido que una sola persona dirigiese los esfuerzos de la administración por controlar la crisis.

Reporte de la OMS. El número de infectados por la epidemia de ébola en África occidental se sitúa en 9.191, de los cuales 4.546 han muerto, según el último recuento de la Organización Mundial de la Salud.

El recuento finalizó el 13 de octubre cuando el ministerio de Salud de Liberia registró 4.262 casos y 2.484 decesos; el gobierno de Sierra Leona contabilizó 3.410 infectados y 1.200 fallecidos; mientras Guinea Conakry contó 1.519 contagios y 862 muertes.

A la fecha, de total de infectados, un grupo de 423 trabajadores sanitarios con un total de 239 decesos, en ese grupo.

Etiquetado como: