Barack Obama declaró el mes anterior una "emergencia" para encarar la "amenaza extraordinaria e inusual" que —según afirmó— representaba el régimen de Venezuela para la "seguridad nacional y política" de su país.

 7 abril, 2015
El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Diosdado Cabello (der.), le entregó la ley habilitante al mandatario Nicolás Maduro ayer, en una ceremonia que se llevó a cabo en Caracas, Venezuela. | EFE
El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Diosdado Cabello (der.), le entregó la ley habilitante al mandatario Nicolás Maduro ayer, en una ceremonia que se llevó a cabo en Caracas, Venezuela. | EFE

Washington

La Casa Blanca afirmó este martes que Estados Unidos no considera a Venezuela una "amenaza" para su seguridad y subrayó que la orden del presidente Barack Obama en la que se declaró una emergencia nacional a causa de la situación en el país sudamericano no fue un ataque al Gobierno venezolano.

"Estados Unidos no cree que Venezuela represente una amenaza a nuestra seguridad nacional", sostuvo el asesor adjunto de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Ben Rhodes, en una conferencia telefónica con periodistas para dar detalles del viaje de Obama a Jamaica y Panamá, donde asistirá a la VII Cumbre de las Américas.

Según Rhodes, el uso del término "amenaza" forma parte del lenguaje establecido para formular el tipo de órdenes ejecutivas como la emitida por Obama en marzo con sanciones a funcionarios venezolanos a los que EE. UU. considera responsables de violaciones a los derechos humanos.

En esa orden, Obama declaró una "emergencia nacional" al considerar la situación en Venezuela una "inusual y extraordinaria amenaza" para la seguridad estadounidense.

Rhodes insistió en que esa orden "de ninguna manera pretendía atacar al Gobierno venezolano".

En la misma línea, el principal asesor de Obama para Latinoamérica, Ricardo Zúñiga, enfatizó en la conferencia telefónica que la orden presidencial se refiere a la "situación" , no a Venezuela como país, como un riesgo para la seguridad de EE. UU.

"No negamos que el lenguaje del texto creó cierta confusión a nuestros socios" en la región, dijo después Zúñiga en otro encuentro con periodistas.

En respuesta a esa orden, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, inició la campaña "Obama deroga tu decreto ya" .

Según Maduro, hasta el pasado domingo se habían recabado 8 de los 10 millones de firmas que se impuso como meta para entregar a Obama en la Cumbre de las Américas en rechazo a su decreto.

Maduro ha reiterado desde entonces que Obama logró con su "desacertada y errática" decisión levantar "una ola de indignación mundial" , expresada en resoluciones de rechazo adoptadas, entre otros, por diversos organismos como la Unasur, la Celac y la Alba.

Etiquetado como: