9 mayo

Un túnel cargado con material altamente radiactivo colapsó este martes en una planta nuclear de Estados Unidos, donde las autoridades descartan por ahora cualquier riesgo de fuga.

La situación fue identificada en una inspección de rutina en Hanford Site, ubicado a 275 kilómetros al sureste de Seattle, donde se declaró una emergencia y se activó un procedimiento de evacuación y resguardo de los trabajadores en zonas seguras.

"Después de que no se detectara contaminación, el campamento en la zona fue levantado y los empleados enviados a casa por precaución. Trabajadores continúan monitorizando el área por posible contaminación y un equipo se prepara para llenar el hueco con tierra limpia", indicó un comunicado del Departamento de Energía (DOE), que opera la planta.

Hanford, que ocupa un área de 1.500 kilómetros cuadrados, se estableció en 1943 durante la II Guerra Mundial como parte del Proyecto Manhattan para proporcionar plutonio para armas nucleares.

Imagen proporcionada por el Departamento de Energía de EE.UU., donde se observa el agujero de 6 metros.
Imagen proporcionada por el Departamento de Energía de EE.UU., donde se observa el agujero de 6 metros.

De allí incluso salió el material que se usó en la construcción de la bomba que se lanzó en Nagasaki y mató a 70.000 personas.

Su último reactor cerró en 1987, pero millones de galones de residuos están en tanques en ese lugar, por lo que es foco de un inmenso proyecto de limpieza, que debe concluir en 2060 a un costo estimado de 100.000 millones de dólares.

El túnel afectado es uno de dos ubicados junto a una gigantesca planta de extracción de plutonio de uranio, conocida como PUREX, cargados con vagones llenos de material altamente contaminante.

"Empleados de PUREX notaron que un área de suelo se había hundido sobre los túneles anexos a la planta PUREX" y "en ese momento se declaró la emergencia y cerca de media docena de empleados en esa planta fueron evacuados", indicó Destry Henderson, vocero del Centro de Emergencia de Hanford, que depende del DOE, en un video transmitido en Facebook.

"En una investigación adicional, los equipos notaron que una porción del túnel se había afectado, el techo había colapsado en una sección de 6 metros del túnel", añadió. "No sabemos qué causó que el techo cayera", aunque reportes de prensa lo atribuyen a trabajos de construcción en una carretera cercana.

Como parte del protocolo de emergencia, se ordenó a todos los 5.000 empleados a resguardarse, a no beber agua y asegurar la ventilación. Solo personal esencial está en la planta, el resto fue liberado.

El DOE vigila con robots la "higiene industrial y radiológica" del lugar.

Una foto divulgada en el sitio del Centro de Emergencia de Hanford muestra el agujero de 6x6 metros sobre el túnel, que esta cubierto por tierra.

Está prohibido sobrevolar el lugar.