Autoridades de salud de ese país estudian si el cuadro médico de la mujer también se debe al virus del Zika

 28 febrero, 2016
El virus del Zika se transmite a través del mosquito aedes aegypti, el mismo que porta el chikunguña y el dengue
El virus del Zika se transmite a través del mosquito aedes aegypti, el mismo que porta el chikunguña y el dengue

Tegucigalpa, Hondura

Una hondureña embarazada de 29 años fue diagnosticada con el síndrome Guillain-Barré, una rara enfermedad que produce parálisis y que posiblemente esté vinculada con el virus del zika, informaron este domingo las autoridades sanitarias.

En un principio la mujer padeció dengue y después chikunguña.

"La paciente tiene 8 semanas y 6 días de gestación e ingresó el viernes caminando con esfuerzo, dolor en las extremidades superiores y el tórax y dificultar para comer", dijo en un comunicado Elsa Palou, directora del Hospital Escuela Universitario, un centro sanitario público de la capital."La joven presenta un cuadro clínico sugestivo de zika de hace al menos tres semanas".

El portavoz del hospital, Miguel Osorio, añadió que sólo falta la confirmación de laboratorio, ya que las muestras se han enviado a Estados Unidos y tardarán unas dos semanas en llegar.

El informe médico establece que el feto muestra una actividad cardiaca normal. La mujer permanece en cuidados intensivos con ventilación mecánica.

Las autoridades no han identificado a la afectada pero dijeron que es oriunda de Esquías, de la provincia de Comayagua, en la región central de Honduras. Esa población está a unos 100 kilómetros al norte de Tegucigalpa.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) investiga las posibles relaciones del zika con otros problemas de salud como la microcefalia del feto en mujeres embarazadas o el síndrome Guillain-Barré.

El zika fue detectado por primera vez en Honduras el 16 de diciembre de 2015.

La directora del hospital indicó que la semana pasada ingresaron otros tres casos sospechosos de Guillan-Barré y están en cuidados intensivos. Uno de ellos es un hombre de 63 años de Choluteca, ciudad del sur del país, y el otro tiene 25 y es de Danlí, al este de la capital. Ambos evolucionan satisfactoriamente.

En la víspera, la ministra de Salud Yolani Batres confirmó que al menos 50 mujeres embarazadas están bajo supervisión médica constante por sospechas de que portan el síndrome Guillain-Barré.

Lo mismo ocurre con otras 124 por estar contagiadas con el zika a nivel nacional.

La cantidad de casos de Gillian-Barré se ha triplicado este año en relación a 2015, cuando se registraron apenas 600.

Las autoridades sanitarias indicaron que cada semana detectan unos 1.500 pacientes de los que se sospecha padecen zika en los diversos centros de salud de Honduras.