6 noviembre, 2016

Managua

Las elecciones presidenciales y legislativas de Nicaragua finalizaron este domingo a las 6 p. m., pero en aquellos centros de votación donde aún había electores haciendo fila continuaban abiertos, anunció el presidente Daniel Ortega, quien opta por su segunda reelección consecutiva.

A pocos minutos de la hora prevista de cierre, Ortega y su esposa y compañera de fórmula, Rosario Murillo, acudieron a votar a una junta próxima a su residencia en Managua.

El tribunal electoral preveía emitir los resultados de la votación a partir de las 9 p. m.

5:55 p. m. Hubo abstención 'masiva', afirma la oposición

La oposición nicaragüense estimó que la abstención en las elecciones presidenciales y legislativas de este domingo fue "masiva" y que es necesario convocar a nuevas elecciones inclusivas y transparentes.

"Es evidente en todo el país que el abstencionismo ha sido masivo. Nosotros hemos calculado del 70% al 80% de abstención" de acuerdo con informes preliminares, afirmó la dirigente del opositor Frente Amplio por la Democracia (FAD) Violeta Granera, en rueda de prensa en Managua.

La abstención fue notoria "en municipios en donde tradicionalmente el Frente Sandinista (FSLN, izquierda) ha tenido mayoría" de votos en las últimas elecciones.

Unos 3,8 millones de nicaragüenses fueron convocados a votar en las elecciones de este domingo, en las que el presidente Daniel Ortega busca su tercer mandato consecutivo.

5:35 p. m. Queman centro de votación en pueblo rural

Un centro de votación con tres mesas, ubicado en un poblado rural de Nicaragua donde se proyecta construir un canal interocéanico, fue quemado por desconocidos este domingo de comicios, según reportes de prensa que no fueron confirmados por autoridades.

Documentos del padrón electoral y boletas de votación de tres juntas receptoras de voto fueron quemados por hombres armados con machetes y palos en el poblado Salvadorita de Nueva Guinea, 300 km al este de Managua, según el diario opositor La Prensa, que publicó fotografías del centro afectado.

La líder campesina del movimiento que advera el canal interoceánico en Nueva Guinea Francisca Ramírez confirmó a la AFP vía telefónica lo sucedido y aseguró que los responsables estaban en fuga y eran perseguidos por el Ejército y la Policía.

El hecho ocurrió hacia el mediodía, pero el vocero del Consejo Supremo Electoral (CSE), Félix Navarrete, aseveró que no tenía información al respecto.

5:20 p. m. Mensaje contradictorios de obispos

La Iglesia católica, preocupada por las acciones contra políticos opositores que generaron intranquilidad dentro y fuera del país, exhortó hace dos meses a reflexionar sobre si se participaría o no en las elecciones, pero durante la jornada electoral sus miembros mandaron mensajes contradictorios.

"Después de reflexionar, decidimos venir a votar y esperamos que todo se desarrolle de la mejor manera posible, por el bien de la población y del país", dijo el domingo temprano el cardenal Leopoldo Brenes, presidente de la Conferencia Episcopal, al salir de un centro de votación.

Horas después, Juan Abelardo Mata, obispo de Estelí y secretario de la Conferencia, abogó abiertamente por el boicot propuesto por sectores de la oposición e instó a no participar "para no avalar un proceso ilegal y que no cumple con las garantías de transparencia".

2 p. m. Calma y poca participación

Los nicaragüenses acudían este domingo a las urnas en un ambiente de calma y baja participación, en unas elecciones polémicas por la ausencia de observadores internacionales y el abrumador dominio del presidente Daniel Ortega, quien aspira a ganar su tercer mandato consecutivo.

La mayoría de los centros de votación lucían medio vacíos hacia el mediodía, constataron periodistas de la AFP.

Grupos de la oposición llamaron a no votar para "deslegitimar" unas elecciones de las que fueron excluidos por un fallo de la justicia, una convocatoria desestimada por las autoridades.

"He recorrido en León (oeste) muchos centros de votación y la (ausencia) de gente confirma que (la) abstención es altísima. Ya no hay forma de inventar votos en la farsa", dijo el exdiputado opositor Carlos Langrand.

El exdiputado es uno los 28 opositores que perdieron su escaño por oponerse a una sentencia judicial que les despojó de la dirigencia del Partido Liberal Independiente (PLI) para colocar a un supuesto aliado de Ortega.

10 a. m. Elecciones transcurren de forma normal

Los centros electorales en el país, uno de los más pobres del continente, operan "en tiempo y forma normal y con tranquilidad", afirmó el presidente del Consejo Supremo Electoral (CSE), Roberto Rivas.

"Hay mucha gente concurriendo a ejercer su voto" en diferentes puntos del país, dijo Rivas, aunque reportes de prensa señalan una baja participación en algunos municipios en el centro y zona norte del Caribe.

Invitados del gobierno como acompañantes del proceso electoral, entre ellos, los expresidentes de Guatemala, Alvaro Colom, y de Paraguay, Fernando Lugo, visitaron los centros de votación.

8 a. m. Abren mesas

La concurrencia de electores parecía escasa en la mayoría de los 4.308 centros de votación donde están instaladas 14.581 juntas receptoras de votos, en las que se espera sufraguen 3,8 millones de personas.

Los nicaragüenses elegirán presidente y vicepresidente, 90 diputados de la Asamblea Nacional y otros 20 del Parlamento Centroamericano.

Con la hasta actual primera dama en la fórmula presidencial, los principales partidos de la oposición fuera de la carrera, diputados destituidos y los observadores internacionales rechazados, estas controvertidas elecciones parecen estar ya decididas.

La oposición ha exhortado a los nicaragüenses a abstenerse de votar para impedir que Ortega, quien controla todo el aparato estatal, instaure una nueva dinastía en el país, tras padecer la de los Somoza, que rigió los destinos de Nicaragua entre 1934 y 1979.