21 marzo, 2014

Berlín. EFE. El canciller salvadoreño, Jaime Miranda, garantizó en Berlín la determinación del presidente electo, Salvador Sánchez Cerén , de mantener una política exterior de “total independencia”, pese a las tensiones entre Estados Unidos y el bloque bolivariano en torno a Venezuela.

“Nuestra línea de trabajo es clara: nuestra política exterior no está determinada por ningún país”, declaró Miranda, de visita en Alemania y antes de su reunión de este viernes con su homólogo germano, Frank-Walter Steinmeier.

A la luz de las reciente elección de Sánchez Cerén, exguerrillero del Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional (FMLN), como próximo gobernante, Miranda dijo que este seguirá una línea de “continuidad” respecto a lo que fue la gestión de su correligionario y presidente saliente, Mauricio Funes, caracterizada por la “total independencia” .

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes (izq.) y el mandatario electo, Salvador Sánchez, en una cita del equipo de transición del Gobierno. | AFP
El presidente de El Salvador, Mauricio Funes (izq.) y el mandatario electo, Salvador Sánchez, en una cita del equipo de transición del Gobierno. | AFP

“No dependemos de Estados Unidos, pese a que ha sido un aliado importante en estos últimos años. Existe una muy buena relación con Venezuela y Cuba”, expresó.

Respeto. Miranda descartó que el próximo gobierno izquierdista pueda verse abocado a “tener que tomar partido” entre el bloque bolivariano y Estados Unidos e insistió, respecto a la situación en Venezuela , en que ellos son “respetuosos con los procesos de cada país” .

“No olvidamos nuestro pasado. Hace 22 años estábamos en una guerra civil que logramos solventar con el diálogo ”, manifestó en relación con el devastador conflicto.

Miranda consideró que “el diálogo interno” debe ser el camino para resolver la actual polarización de Venezuela y reiteró que su país respeta “ las reglas de los otros”.