16 agosto
 Denise Morrison, CEO de Campbell Soup, participó el 23 de febrero del 2017 en una reunión en la Casa Blanca entre el presidente Donald Trump y altos ejecutivos de firmas manufactureras.
Denise Morrison, CEO de Campbell Soup, participó el 23 de febrero del 2017 en una reunión en la Casa Blanca entre el presidente Donald Trump y altos ejecutivos de firmas manufactureras.

Washington

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, disolvió el miércoles dos consejos consultivos empresariales luego de que varios ejecutivos desistieron de integrarlos por los comentarios del mandatario sobre la violencia en una manifestación de supremacistas blancos.

"En vez de presionar a los empresarios del Consejo de Manufactureras y del Foro de Estrategia y Política, estoy cancelando los dos. Gracias a todos", dijo Trump en su cuenta de Twitter.

Los principales ejecutivos de compañías del porte de Merck, Intel y Under Armour se encontraban entre los últimos en renunciar a esos foros, luego de que Trump acusó a ambas partes de los incidentes del fin de semana pasado en los que murió una mujer mientras participaba en una protesta antirracista contra una manifestación de supremacistas blancos en Virginia.

La decisión del mandatario se produjo al tiempo que medios estadounidenses se hacían eco de rumores sobre la próxima autodisolución de los foros presidenciales de Estrategia y Política (President's Strategic and Policy Forum).

Esas dos instancias fueron conformadas después de la elección de Trump y reunían cada una a una veintena de líderes empresariales.

Uno de ellos, Kenneth Frazier, quien dirige el gigante farmacéutico Merck, había dicho el lunes que dejaba el Consejo sobre Industria (Manufacturing Council) en protesta por las declaraciones de Trump tras lo ocurrido en Charlottesville, Virginia.

"Como CEO de Merk y siguiendo el llamado de mi conciencia, considero mi responsabilidad tomar posición contra la intolerancia y el extremismo", manifestó Frazier.

Tras su decisión, varios líderes empresariales dimitieron igualmente a ambas instancias.

Existe un tercer escenario, el Consejo de Exportaciones (President's Export Council), cuya creación se remonta a 1973 y que tiene como misión aconsejar al presidente de Estados Unidos en su política comercial. Una instancia a la que Frazier también pertenecía.