También fue conocado el jefe de la Agencia de Seguridad Nacional, Mike Rogers

 21 abril
El director del FBI, James Comey, compareció el 27 de setiembre a una audiencia en el Congreso en Washington.
El director del FBI, James Comey, compareció el 27 de setiembre a una audiencia en el Congreso en Washington.

Washington

El Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes de Estados Unidos dijo este viernes que pidió al director del FBI, James Comey, que testifique en el marco de su investigación sobre Rusia y la elección presidencial.

En un comunicado, el Comité dijo que el jueves envió sendas cartas a Comey y al director de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), Mike Rogers, invitándolos a presentarse a una audiencia a puerta cerrada el 2 de mayo.

También solicitó a varios altos cargos de seguridad nacional del gobierno precedente que se presenten a una audiencia pública después del 2 de mayo: el exdirector de la CIA John Brennan, el exdirector de inteligencia nacional James Clapper y el ex fiscal general adjunto Sally Yates.

Estas invitaciones llegan dos semanas después de que el presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Devin Nunes, se apartó de la investigación sobre la presunta interferencia rusa en las elecciones presidenciales de noviembre, tras ser criticado por comprometer la investigación al haber visitado al presidente Donald Trump en la Casa Blanca.

Varios demócratas acusaron a Nunes por intentar desviar la atención de la investigación de Rusia hacia las acusaciones de Trump de que la administración de Barack Obama había abusado de sus poderes al espiar a Trump y sus consejeros.

La investigación está liderada ahora por Mike Conaway, un legislador republicano de Texas durante siete mandatos, que tiene la tarea de restablecer la credibilidad de la investigación bipartidista de esa cámara del Congreso estadounidense.

Trump ha dicho en repetidas ocasiones que esas acusaciones son "noticias falsas".

Al testificar ante el comité de Nunes hace un mes, Comey confirmó que el FBI investigó el año pasado los vínculos de la campaña de Trump y rechazó las afirmaciones de Trump de que Obama había ordenado escuchas al candidato republicano.