6 febrero
El presidente Donald Trump baja la escalinata del avión presidencial Air Force One en la base Andrews, de la Fuerza Aérea, este lunes 6 de febrero.
El presidente Donald Trump baja la escalinata del avión presidencial Air Force One en la base Andrews, de la Fuerza Aérea, este lunes 6 de febrero.

Washington

El presidente Donald Trump siempre ha expresado su deseo de mejorar las relaciones con Moscú, pero sus últimos comentarios sobre el presidente ruso Vladimir Putin y Estados Unidos hicieron que algunos de sus propios correligionarios republicanos tomen distancia.

Cuando el periodista Bill O'Reilly le mencionó que Putin era "un asesino" durante una entrevista con Fox News, Trump dijo que Estados Unidos tiene también asesinos.

"¿O qué piensas? ¿Qué nuestro país es tan inocente?", respondió Trump en una parte de la entrevista transmitida el domingo.

Trump ha elogiado a Putin y ha dicho que habrá un cambio en las relaciones entre Estados Unidos y Rusia bajo su presidencia, a pesar de que los organismos de inteligencia estadounidenses dijeron que Rusia se interfirió en la campaña presidencial de Estados Unidos el año pasado y lo ayudó a él (Trump) a derrotar a Hillary Clinton.

Durante los años de Putin en el poder varias figuras de la oposición y periodistas fueron asesinados.

En la entrevista Trump dijo que respeta a mucha gente, incluido Putin, "pero eso no quiere decir que me voy a llevar bien con ellos. Él es el líder de su país. Lo que digo es que es mejor llevarse bien con Rusia que no. Y si Rusia nos ayuda en la lucha contra el Estado Islámico, eso es bueno".

"¿Me llevaré bien con él? No tengo idea", acotó.

O'Reilly apuntó entonces: "Pero, él es un asesino. Putin es un asesino".

Y Trump respondió: "Hay muchos asesinos. Nosotros tenemos muchos asesinos. ¿O qué piensas? ¿Qué nuestro país es tan inocente?".

Y Trump respondió: "Hay muchos asesinos. Nosotros tenemos muchos asesinos. ¿O qué piensas? ¿Qué nuestro país es tan inocente?".

Cuando O'Reilly le dijo que no conoce ningún líder estadounidense que sea un asesino, Trump le recomendó que mirase "lo que hemos hecho. Cometimos muchos errores", apuntó, para luego mencionar la guerra de Irak.

El Kremlin se mostró irritado con la descripción que hizo O'Reilly de Putin y un vocero del líder ruso, Dmitry Peskov, sostuvo que las afirmaciones del periodista eran "inaceptables y ofensivas". Acto seguido pidió a Fox que ofrezca una disculpa a Putin.

En Estados Unidos, tanto republicanos como demócratas cuestionaron la comparación que hizo Trump entre Rusia y Estados Unidos.

"Putin es un ex agente de la KGB. Un matón. No fue elegido en lo que la mayoría de la gente consideraría elecciones fiables", declaró el líder de la mayoría del Senado, el republicano Mitch McConnelly, a la cadena de televisión CNN.

“Los rusos anexaron Crimea, invadieron Ucrania y se metieron en nuestras elecciones. Y no, no creo que haya equivalencia alguna entre la forma en que se manejan los rusos y la forma en que se maneja Estados Unidos", agregó.

El senador Ben Sasse, uno de republicanos que critican a Trump desde adentro, afirmó: "No hay equivalente moral entre Estados Unidos, la nación amante de la libertad más grande de la historia del mundo, y los matones asesinos" del gobierno de Putin.

O'Reilly le pidió, asimismo, a Trump que sustentase de algún modo su afirmación de que hubo entre tres y cinco millones de votos fraudulentos en las elecciones. Trump evitó dar una respuesta concreta y afirmó que hay inmigrantes sin papeles y personas muertas que figuran en los padrones electorales. "Es una situación mala, muy mala", expresó.

No ha surgido evidencia de un fraude masivo en las elecciones del 8 de noviembre, en las que Trump fue elegido por el Colegio Electoral pese a haber obtenido casi 2,9 millones de votos menos que Clinton.

Trump dijo hace poco que impulsará una "gran investigación" de fraude electoral.

Ante una pregunta sobre esa investigación, McConnelll opinó que el gobierno nacional no debía participar ya que los fraudes electorales son investigados siempre por las autoridades estatales. "No creo que se deba gastar dinero federal en esa investigación", señaló a CNN.

Trump también tildó de "ridículo" un proyecto de ley que declararía a California un estado santuario, que ampara a los inmigrantes que están en el país sin permiso. Y dijo que podría negársele fondos federales en represalia.

Estado Islámico. Donald Trump le pidió al Pentágono que, de aquí al final de febrero, le acerque un plan para acelerar la campaña contra el grupo yihadista Estado Islámico que, según él, se extendió demasiado.

Los militares estadounidenses no esconden que la actitud de Moscú será determinante para preparar la última batalla contra el grupo EI: la conquista de Raqa, su autoproclamada capital.

La coalición internacional liderada por Estados Unidos no puede, por ejemplo, lanzar una ofensiva sobre Raqa sin tener una idea de cómo será el estatuto de la ciudad liberada, debate en el que Rusia tienen un papel clave.

"Los rusos tienen una posición dominante" en Siria, explicaba recientemente un alto responsable militar estadounidense a los periodistas, bajo anonimato.

"Están en Siria invitados por el gobierno sirio", mientras que Estados Unidos "se introdujo" sin el acuerdo del gobierno sirio, subrayó.

En busca de un acercamiento con el maestro del Kremlin, Trump está desfasado, incluso opuesto, frente a varios caciques republicanos, como John McCain, excandidato a la presidencia de 2008, que no pierde la ocasión de denunciar la amenaza rusa.

Pero una encuesta publicada el viernes por The New York Times muestra que quizá no esté tan en desfase con el electorado republicano, para quien la amenaza islámica radical eclipsa la rusa.

Interrogado sobre cual lugar del mundo representa la principal amenaza para Estados Unidos, el electorado demócrata sitúa a Corea del Norte, seguido inmediatamente por Rusia.

El electorado republicano, en cambio, menciona después de Corea del Norte a una larga lista de países musulmanes antes de citar a Rusia.

Etiquetado como: