Autoridades cerraron aeropuerto de la ciudad y actividad del coloso volvió a incrementarse

 11 julio, 2015
Una inmensa nube de ceniza se observó este sábado luego de una fuerte explosión del Volcán de Colima, en el oeste de México.
Una inmensa nube de ceniza se observó este sábado luego de una fuerte explosión del Volcán de Colima, en el oeste de México.

Colima.

Las persistentes expulsiones de lava y cenizas del Volcán de Fuego, en el oeste de México, ocasionaron este sábado el cierre de un aeropuerto y la evacuación de 800 personas que habitan en las faldas del coloso, informaron autoridades que temen que ocurra la mayor erupción en un siglo.

El volcán mantenía una "actividad constante con expulsión de material incandescente y derrumbes sobre laderas el sábado en la tarde, informó Protección Civil en un comunicado. Indicó que dicha actividad, la cual considera "atípica", no se veía desde 1913.

En esa fecha, según documentos de una parroquia del lugar publicados recientemente por el periódico El Universal, el también llamado Volcán de Fuego tuvo una gran erupción que hizo cundir el pánico entre la población, dejó la zona en tinieblas al generar una columna de humo que se elevó 21 kilómetros y arrojó 15 centímetros de ceniza en las calles.

Bajo una densa nubosidad y lluvia que caía sobre la zona, las autoridades realizaron varios sobrevuelos en helicóptero y observaron que los derrames de lava alcanzaban los nueve kilómetros desde el cráter y mantenían su avance, por lo que se ordenó la evacuación de las comunidades en un radio de 12 kilómetros.

"Estas poblaciones no superan los 800 habitantes.Todas han sido evacuadas", indicó a la televisora Milenio, el coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente, quien considera se trata de "la actividad más fuerte desde 2005" del también llamado Volcán de Colima.

Se ordenó el despliegue de soldados y policías en la zona y se abrieron varios refugios temporales que "no tienen mas de 120 personas", pues la mayoría de los evacuados se albergaron con vecinos o familiares, precisó el funcionario.

Por su parte, el gobernador de Colima, Mario Anguiano, informó sobre el cierre del aeropuerto local a vuelos comerciales y privados "debido a la caída de ceniza en la zona".

Estas cenizas llegaron hasta la capital de Colima, ubicada a 30 kilómetros del volcán, por lo que numerosos habitantes portaban tapabocas para aislarse del polvillo, de textura parecida al talco.

Del cráter del volcán, que se encuentra a 3.860 metros de altura, emanaba una densa fumarola blanca y un costado de la cima lucía cubierta por cenizas.

Este "comportamiento histórico" seguirá su curso en los próximos días, advirtió Protección Civil de Jalisco.