Mandatario hizo anuncio casi a un mes que las protestas organizadas en ese país por los adultos mayores

 19 julio, 2013

Managua (AFP).

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, anunció este viernes que autorizó al seguro social a pagar una pensión mínima a adultos mayores, a casi un mes de que protagonizaran protestas callejeras que conmovieron al país.

Durante el acto del 34 aniversario de la Revolución Sandinista, Ortega anunció que aprobó por decreto pagar una pensión reducida a los adultos mayores de 60 años que no alcanzaron a pagar las 750 cuotas exigidas por la ley de jubilación.

Simpatizantes sandinistas se trasladaron en autobuses el viernes hacia la Plaza de la Fe Juan Pablo II de Managua, donde el Ejecutivo convocó la celebración del aniversario 34 del derrocamiento de la dictadura de los Somoza.
Simpatizantes sandinistas se trasladaron en autobuses el viernes hacia la Plaza de la Fe Juan Pablo II de Managua, donde el Ejecutivo convocó la celebración del aniversario 34 del derrocamiento de la dictadura de los Somoza.

El mandatario dijo que los pagos serán conforme una tabla en base al número de cotizaciones hechas al Seguro Social, que establecerá la pensión entre 50 a 113 dólares a partir de la fecha.

Cientos de ancianos con 250 a 700 cotizaciones se lanzaron a las calles a mediados de junio para reclamar al gobierno el pago de una pensión mínima, lo que fue respondido con represión policial a los manifestantes.

El Seguro Social había alegado que carecía de fondos para satisfacer la demanda de los ancianos y ofreció resolver con ayudas en equipos auxiliares, atención médica y un bono solidario.

El dirigente del movimiento, Porfirio García, declaró que accedieron a levantar la protesta para iniciar un diálogo con el gobierno, pero que insistirán en sus reivindicaciones.

Etiquetado como: