La isla caribeña enfrenta incapacidad para pagar deuda pública por $73.000 millones

 5 mayo
La Escuela Dr. Isaac González Martínez, en San Juan, es una de las que serán cerradas en el próximo curso. Ana Martínez llevó el viernes a su hija Naiyari, de 8 años.
La Escuela Dr. Isaac González Martínez, en San Juan, es una de las que serán cerradas en el próximo curso. Ana Martínez llevó el viernes a su hija Naiyari, de 8 años.

San Juan

El Gobierno de Puerto Rico cerrará 179 escuelas públicas para ahorrar más de $7 millones en medio de una profunda crisis económica que ha desatado un éxodo hacia territorio continental de Estados Unidos, dijeron el viernes las autoridades.

Unos 27.000 estudiantes serán reubicados en otros planteles cuando sus escuelas cierren a finales de mayo, dijo la secretaria de Educación, Julia Keleher, recién nombrada en el puesto.

El anuncio sobre el cierre de las escuelas fue la novedad más reciente esta semana en la isla después de que el Gobierno adoptó la medida sin precedentes de recurrir a un tribunal federal para reestructurar parte de su deuda por $73.000 millones. Puerto Rico es un territorio asociado a Estados Unidos.

En un principio, las autoridades habían dicho que 184 escuelas cerrarían sus puertas, pero posteriormente anunciaron que cinco de ellas seguirán abiertas.

Muchos economistas habían anticipado la medida anunciada el miércoles con la que Puerto Rico busca un proceso similar a la bancarrota en medio de la recesión que ha durado 10 años. Sin embargo, es imposible vaticinar qué depara el futuro a la isla.

La noticia sobre el cierre de las escuelas aumentó las preocupaciones de que la migración de puertorriqueños pueda incrementarse. Casi 450.000 isleños salieron en la última década de Puerto Rico hacia Florida y otras partes del territorio continental de Estados Unidos para escapar de la crisis económica.

Entre otros factores que afectan cada vez más a la población figuran nuevos impuestos, mayores tarifas por el agua y la luz, y la reducción de prestaciones a los empleados públicos. Mucha gente también tiene problemas para encontrar empleos en la isla, de 3,4 millones de habitantes, donde la tasa de desocupación alcanza más o menos el 12%.

El cierre de los planteles, anunciado el viernes, será el de mayor escala en la historia de Puerto Rico. Las autoridades cerraron 150 en un lapso de cinco años del 2010 al 2015.

Según los detractores de las medidas similares previas, la autoridad no tomó en cuenta la logística del transporte ni las necesidades de los que requieren educación especial. Un 30% de los estudiantes puertorriqueños reciben educación especializada, el doble que en territorio continental estadounidense.

La isla tiene un total de 1.292 escuelas públicas a las que asisten 365.000 estudiantes.

La matrícula escolar ha caído 42% en las últimas tres décadas y se prevé una baja adicional de 22% en los próximos años, según un informe del Grupo Consultivo de Boston enviado al gobierno anterior para ayudar a reestructurar el sistema escolar de la isla.

Etiquetado como: