15 abril, 2015
Los jueces de la Corte Internacional de Justicia de La Haya se encuentran investigando el conflicto entre Costa Rica y Nicaragua por la isla Portillos.
Los jueces de la Corte Internacional de Justicia de La Haya se encuentran investigando el conflicto entre Costa Rica y Nicaragua por la isla Portillos.

La Haya

Costa Rica denunció este miércoles que Nicaragua violó sus derechos de navegación por el fronterizo río San Juan, al proseguir sus alegatos en una demanda presentada a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.

Este martes y miércoles, Costa Rica defendía su posición ante el alto tribunal de la ONU por una demanda presentada contra Nicaragua en 2010, a la que acusa de invadir isla Portillos, en el extremo oriental de la frontera, durante unos trabajos de dragado.

La abogada británica Katherine Del Mar detalló ante la Corte una serie de casos en los que militares nicaragüenses habrían impedido a ciudadanos costarricenses circular libremente por el río San Juan. Éste se encuentra bajo soberanía de Nicaragua, pero está abierto a la navegación para Costa Rica en virtud de tratados bilaterales.

Según la abogada, "al impedir a Costa rica ejercer sus derechos de navegación por el río San Juan (...), Nicaragua no sólo ha infringido sus obligaciones internacionales derivadas del tratado [fronterizo Cañas-Jerez] de 1858, sino que además ha incumplido la orden de esta Corte del 13 julio de 2009" sobre los derechos de navegación en dicha vía fluvial.

La letrada recordó que Costa Rica tuvo que levantar un dique a principios de mes para tapar un caño abierto por Nicaragua en isla Portillos, un pequeño humedal de tres kilómetros cuadrados protegido por la Convención internacional de Ramsar y que Managua denomina Harbour Head.

Del Mar dijo que ante la actitud de Nicaragua y para evitar daños irreparables, Costa Rica tuvo que enviar personal y material por helicóptero y no por vía fluvial, un proceso más complejo y costoso que navegar por el río San Juan.

Poco después, la abogada australiana Kate Parlett sostuvo que Nicaragua mantuvo una presencia continua en el territorio disputado, pese a la orden de la Corte de 2011 de que se retirara todo personal, nicaragüense y costarricense, del territorio en litigio.

Según ella, a isla Portillos fueron cientos de miembros de las juventudes sandinistas y militares, actos que tuvieron lugar "bajo las instrucciones de Nicaragua, y que fueron aplaudidos sin reservas por Nicaragua", incluyendo el presidente Daniel Ortega.

Alegando daños "considerables y comprobados" por la apertura de tres caños por parte de Nicaragua, "con la consiguiente destrucción y deforestación que eso implica", el jurista argentino Marcelo Kohen pidió para San José una "compensación pecuniaria", aunque "el montante preciso deberá precisarse en una fase ulterior".

62 funcionarios del Minae colocaron casi 100 toneladas de arena en la entrada de un caño abierto por Nicaragua en el 2013, en isla Portillos, a fin de evitar que el agua del río San Juan se desvíe hacia el mar Caribe a través de suelo costarricense.
62 funcionarios del Minae colocaron casi 100 toneladas de arena en la entrada de un caño abierto por Nicaragua en el 2013, en isla Portillos, a fin de evitar que el agua del río San Juan se desvíe hacia el mar Caribe a través de suelo costarricense.

Nicaragua se defenderá en este caso el jueves y el viernes ante la Corte, a la que llevará expertos internacionales.

Managua sostiene que desde el tratado fronterizo Cañas-Jerez de 1858 y un arbitraje efectuado por un ingeniero norteamericano a fines del siglo XIX, la embocadura del río San Juan ha cambiado, con la aparición de nuevos caños (canales). Según su argumentación, con esta nueva configuración el territorio litigioso de isla Portillos o Harbour Head queda de su lado.

El jefe de la delegación nicaragüense, el embajador Carlos Argüello, afirmó además a la AFP que su país no abrió tres nuevos caños en ese humedal, como le acusa Costa Rica, sino que "limpió" con una dragadora canales que ya existían y simplemente estaban cubiertos de algas o vegetación.

La semana próxima, la Corte analizará una demanda interpuesta por Nicaragua en 2011 contra Costa Rica, a la que acusa de provocar daños medioambientales con la construcción de la ruta 1856 a lo largo del río San Juan.

Las audiencias públicas de ambos casos concluirán el 1 de mayo, y quedarán listas para sentencia, con un fallo esperado a fines de año o principios de 2016.