27 junio, 2014
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama habló sobre la situación en Irak en la sala de prensa de la Casa Blanca, en Washington.
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama habló sobre la situación en Irak en la sala de prensa de la Casa Blanca, en Washington.

Washington. EFE. La Corte Suprema de Estados Unidos limitó ayer el poder del presidente del país para designar cargos de alto nivel durante los recesos del Congreso, al considerar que Barack Obama abusó de su autoridad cuando aprovechó un breve descanso del legislativo en el 2012 para nombrar a tres funcionarios.

En una decisión adoptada por cinco votos contra cuatro, la máxima instancia judicial del país determinó que los presidentes solo pueden recurrir a su poder de nombrar cargos sin la aprobación del Congreso cuando el receso del legislativo dure 10 o más días.

La Corte declaró “inválidos” los nombramientos que Obama hizo en enero del 2012, cuando designó a tres miembros de la Junta Nacional de Relaciones Laborales durante un descanso del Congreso.

Sin embargo, la Corte Suprema no eliminó el poder del mandatario de cubrir vacantes en la Administración durante los recesos del Senado, como había hecho un tribunal inferior, sino que simplemente determinó que solo son válidos los nombramientos hechos durante la pausa anual entre distintas sesiones del Congreso.

“Dado que el Senado estaba en sesión durante esas sesiones formales, el presidente hizo los nombramientos durante una pausa demasiado corta para contar como receso. Por esa razón, los nombramientos son inválidos”, escribió el juez Stephen Breyer en la opinión de la mayoría, suscrita por otros cuatro magistrados.

La Constitución de Estados Undios permite al presidente hacer nombramientos temporales de cargos que normalmente requerirían la aprobación del Senado durante recesos legislativos.

Obama ha hecho 32 designaciones durante recesos del Congreso, mientras que su predecesor, George W. Bush, realizó 171.

Etiquetado como: