Kiev es una ciudad sitiada por la policía

 19 enero, 2014

Washington

La policía tomó las calles de Kiev, la capital de Ucrania, luego de que se declarara la ilegalidad de las protestas callejeras.
La policía tomó las calles de Kiev, la capital de Ucrania, luego de que se declarara la ilegalidad de las protestas callejeras.

La Casa Blanca culpó el domingo al gobierno de Ucrania por las crecientes tensiones en el país al no reconocer las quejas legítimas de su pueblo y amenazó con recurrir a sanciones si continúa el uso de la violencia.

La portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, Caitlin Hayden, dijo que Estados Unidos está profundamente preocupado por la violencia en Kiev, la capital de Ucrania.

En esa ciudad las protestas contra el gobierno desembocaron en enfrentamientos callejeros con la policía el domingo, en una fuerte escalada de la crisis política que ya lleva dos meses.

Hayden agregó que Ucrania está minando los cimientos de su democracia al criminalizar las protestas.

La funcionaria exhortó a Ucrania para que derogue las leyes aprobadas recientemente que limitan las movilizaciones, para que retire a la policía antimotines del centro de Kiev e inicie negociaciones con la oposición.

La Casa Blanca dijo que Estados Unidos contempla aplicar sanciones contra Ucrania, entre otras medidas, si su gobierno recurre a la violencia.

El Departamento de Estado norteamericano hizo una advertencia similar el mes pasado.