8 septiembre, 2016
Barack Obama fue uno de las tantas personajes que despidió con cariño a Juan Gabriel: “Su espíritu vivirá en sus canciones perdurables y en los corazones de los aficionados que lo aman”, explicó el mandatario a través de un comunciado de la Casa Blanca. Foto: AP
Barack Obama fue uno de las tantas personajes que despidió con cariño a Juan Gabriel: “Su espíritu vivirá en sus canciones perdurables y en los corazones de los aficionados que lo aman”, explicó el mandatario a través de un comunciado de la Casa Blanca. Foto: AP

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, llamó este jueves a Pekín a respetar el fallo en su contra sobre el mar de China Meridional, objeto de una disputa regional, cuyo cumplimiento, subrayó, es "obligatorio".

La decisión de la Corte Permanente de Arbitraje (CPA), que dictaminó en julio que Pekín no tiene derechos históricos sobre el mar de China Meridional, debe ser respetada, insistió Obama en Laos, en medio de una cumbre asiática con los miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean) y las potencias regionales.

El "arbitraje emitido en julio, que es obligatorio, ayuda a clarificar los derechos marítimos en la región", agregó Obama.

Durante las últimas semanas Washington había guardado el silencio sobre este explosivo tema en Asia, ante la falta de flexibilidad de Pekín, que rechaza someterse a la decisión de la corte de La Haya.

Sin embargo, la posición de Estados Unidos disgustaba a algunos en la región. Filipinas, Vietnam o Japón también tienen pretensiones sobre este mar estratégico, principal vía navegable entre los océanos Pacífico e Índico.

Para Pekín, controlar estas aguas constituye un enorme desafío económico y militar. Es también una forma de debilitar la influencia estadounidense en la región, lo que Obama intenta contrarrestar al participar asiduamente a las cumbres asiáticas.

En Vientián están reunidos este jueves los diez miembros de la Asean (Brunei, Camboya, Indonesia, Laos, Malasia, Birmania, Filipinas, Singapur, Tailandia y Vietnam), así como países de Asia oriental o de la región, China, India, Japón, Corea del Sur, Australia y Nueva Zelanda. Rusia y Estados Unidos participan también en este foro.

De momento, China, representada en Vientián por el primer ministro, Li Keqiang, no reaccionó a las declaraciones de Obama.

Etiquetado como: