Mandatario estadounidense prometió llevar ante la justicia a quien sea responsable del cautiverio y muerte de Kayla Mueller

 10 febrero, 2015

Washington.

La Casa Blanca hizo circular este martes una propuesta que autoriza al Pentágono a enfrentar al grupo Estado Islámico sin un papel de "combate ofensivo duradero", con la esperanza de satisfacer a legisladores que tienen puntos de vista ampliamente diversos sobre la necesidad de que Estados Unidos participe con infantería.

Al describir la propuesta a reporteros, el senador Bob Menéndez, demócrata de Nueva Jersey, dijo que el presidente Barack Obama buscaría una autorización para el uso de la fuerza que expiraría en tres años. Esto pondría fin a la aprobación de operaciones en Irak que el Congreso autorizó en 2002.

Menéndez habló después de que él y otros senadores demócratas se reunieran en privado con consejeros de alto rango de la Casa Blanca, la víspera de una esperada solicitud formal del mandatario para una legislación.

"Ojalá el Congreso no se demore significativamente en actuar ", dijo el secretario de Prensa de la Casa Blanca, Josh Earnest.

Barack Obama cuando hacía el trascendental anuncio. | AFP
Barack Obama cuando hacía el trascendental anuncio. | AFP

La reunión se desarrolló en medio de un recordatorio fresco de la amenaza que representan los terroristas que ocupan gran parte de territorio en Siria e Irak: la muerte confirmada de una trabajadora asistencial estadounidense de 26 años que era rehén del grupo Estado Islámico.

Obama prometió llevar ante la justicia a quien sea responsable del cautiverio y muerte de Kayla Mueller " sin importar el tiempo que tome".

La preocupación inmediata era el forcejeo legislativo, la búsqueda de una solución negociada que pueda satisfacer a los demócratas, que se oponen al uso de infantería estadounidense en el combate contra el EI, y a los republicanos, que están a favor de que al menos quede abierta esa posibilidad.

Menéndez, al describir la propuesta algo opaca de la Casa Blanca, dijo que ésta sigue estando sujeta a modificación. "Ahí es donde va a haber fricciones", señaló.

La senadora demócrata Barbara Mikulski, de Maryland, dijo que tenía dudas significativas respecto a la propuesta del presidente. " No sé qué significa la palabra 'duradera'. Soy muy aprehensiva respecto a una palabra vaga, nebulosa " , agregó.

Menéndez dijo además que aún no está claro si la propuesta cancelaría una autorización de 2001 para el uso de la fuerza que aprobó el Congreso poco después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de ese año.

Los republicanos controlan ambas cámaras en el Capitolio. Los presidentes suelen buscar apoyo bipartidista para legislaciones como las que Obama está proponiendo.

Varios otros legisladores que recibieron un breve informe en reuniones previas dijeron que el presidente probablemente buscaría una legislación enfocada exclusivamente en los combatientes que buscan establecer un Estado Islámico, donde quiera que se encuentren y sin importar el nombre que utilicen.

Etiquetado como: