Presidente de Estados Unidos dice que país no se dede dejar guiar por el miedo sino por la ciencia

 25 octubre, 2014

Washington

El presidente estadounidense, Barack Obama, dijo a la población de su país este sábado que debe guiarse por los hechos, no por el miedo con respecto al virus del ébola, aunque le pidió mantenerse cautelosa.

El presidente estadounidense, Barack Obama , instó el sábado a no
El presidente estadounidense, Barack Obama , instó el sábado a no "ceder ante la histeria o el miedo" frente a la creciente crisis del ébola.

"Los pacientes pueden vencer esta enfermedad. Y nosotros podemos vencer esta enfermedad", expresó Obama en su mensaje semanal, en un intento por tranquilizar a la población de que la enfermedad no se expande tan fácilmente.

Los comentarios tienen lugar menos de una semana después de que la novia y medio centenar de personas que estuvieron en contacto con el liberiano Thomas Eric Duncan, quien murió después de convertirse en el primer paciente con ébola diagnosticado en Estados Unidos, terminaran los 21 días de cuarentena sin señales de contagio.

"En Dallas, decenas de familias, amigos y otros que estuvieron en contacto directo con el primer paciente, el señor Duncan, fueron declarados libres de ébola; esto nos recuerda que esta enfermedad es en realidad difícil de contraer", agregó el mandatario.

"Otros que habían sido monitoreados (incluyendo el personal de salud que enfrentaban un riesgo mayor) también fueron declarados libres de ébola", añadió.

Mientras tanto, dos enfermeras estadounidenses que contrajeron el virus mientras atendieron a Duncan fueron declaradas curadas el viernes.

Una de ellas estaba suficiente recuperada como para salir del hospital y dar un abrazo a Obama.

Esta buena noticia se dio al tiempo que la ciudad de Nueva York afrontaba su primer caso de ébola después de que un médico, Craig Spencer, fuera diagnosticado con la enfermedad el jueves al regresar de Guinea, donde ayudó a luchar contra la epidemia.

Obama declaró que los neoyorquinos habían reaccionado de forma correcta; es decir, "haciendo lo que hacen todos los días: tomar el autobús, el metro, apiñarse en los ascensores, ir a trabajar, reunirse en los parques".

Aunque destacó que había que mantenerse cautelosos, llamó a los estadounidenses a afrontar este desafío juntos.

"Tenemos que dejarnos guiar por la ciencia, por los hechos, no por el miedo", aseveró el mandatario.

Los estados de Nueva York y Nueva Jersey pusieron en cuarentena obligatoria a los médicos que han atendido a pacientes con ébola en África occidental.

Según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud, más de 4.900 personas murieron por ébola en lo que va del año y más de 10.000 se contagiaron, principalmente en Liberia, Guinea y Sierra Leona.